Rajoy y Rivera se reúnen en Moncloa con Cataluña sobre la mesa

Ambos líderes han coincidido en que el futuro gobierno catalán debe respetar la Constitución y cumplir la ley

Escucha la crónica de Maria Dabán

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera se han reunido este jueves en el Palacio de la Moncloa, dentro de una ronda de contactos que el presidente mantendrá con diferentes partidos.

Rajoy y Rivera han hecho un balance de la aplicación del artículo 155 y han coincidido en la necesidad de que el futuro gobierno de Cataluña respete la Constitución y cumpla las leyes para recuperar la normalidad democrática.

El encuentro que ha tenido lugar en la sede de la Presidencia del Gobierno durante hora y media también han abordado las negociaciones para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

Rajoy y Rivera han hecho un balance de la actual situación política tras todo lo acontecido en los últimos meses en España y, en especial, en Cataluña.

Una vez celebradas las elecciones catalanas del 21 de diciembre, ambos han coincidido en ratificar que el futuro gobierno de Cataluña tiene que respetar la Constitución y cumplir las leyes democráticas con el objetivo de recuperar la normalidad democrática y la convivencia.

Ciudadanos ha precisado que, además, su líder y el presidente del Gobierno han valorado la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras lograr el aval preceptivo del Senado y su permanencia en vigor hasta que se constituya el nuevo gobierno en Cataluña como garantía de acceso a los servicios públicos de todos los catalanes.

Rajoy y Rivera ya habían hablado telefónicamente tras las elecciones del 21 de diciembre y el jefe del Ejecutivo había transmitido a su interlocutor su felicitación por los resultados logrados por su formación política en esos comicios.

Ambas partes han señalado que no han abordado la polémica en torno a si la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, debería intentar formar gobierno al ser la lista más votada y aunque no tenga la mayoría suficiente.

De la misma forma, han coincidido en que sería conveniente aprobar de forma urgente un nuevo sistema de financiación autonómica para dar solución a los problemas de las comunidades respecto al mantenimiento de los servicios públicos.