El padre de Diana Quer quiere una "condena ejemplar" y respeto para su hija

Una condena que sea "ejemplar" para el culpable de la muerte violenta de su hija mayor y que la "dignidad e intimidad" de Diana y de toda su familia sea "respetada", a fin de evitar que el dolor sea "mayor". Eso es lo que pide el padre de la joven madrileña asesinada en agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal, La Coruña, Carlos Quer, a través de un comunicado

"En los próximos meses surgirán de nuevo muchas noticias. Por eso apelo, como he hecho en ocasiones anteriores" a la ética profesional con el objeto de que "la dignidad e intimidad de mi hija, y de toda la familia, sea respetada, y evitar que el dolor que sufrimos sea aún mayor".

En estos momentos, con el principal sospechoso, José Enrique Abuín Gey, alias "El Chicle", en el penal coruñés de Teixeiro, reconoce Juan Carlos Quer que no puede dejar de acordarse de "todas las madres y padres, de todas las familias, que tienen a un ser querido desaparecido", porque "son miles de casos en toda España".

"Comparto su dolor y les deseo lo mejor", hace constar en la nota, y observa que "pueden ustedes comprender el infinito dolor que sentimos por el trágico fallecimiento de mi hija Diana, tras más de 16 meses de angustia e incertidumbre sobre su paradero en los que ni un solo día dejé de pensar en ella".

A este sentimiento, admite, se une ahora un largo procedimiento judicial que "determinará la responsabilidad penal" del detenido, del hombre que guió hasta el cuerpo de esta chica, encontrado en un depósito de una nave industrial situada en el lugar de Asados, en el municipio de Rianxo.

"Mi confianza en la justicia es total", dice Juan Carlos Quer

Y pide Juan Carlos Quer que, si se demuestra esta autoría, todo concluya con "una condena que sea ejemplar y que sirva al menos para que el culpable no pueda volver a cometer horribles crímenes contra otras mujeres".

"Mi confianza en la justicia es total", afirma, y añade que es la misma que desde el primer día tuvo en la Guardia Civil y en todo el equipo de investigadores que han trabajado "sin descanso" para poder esclarecer qué sucedió con Diana.

"Mi agradecimiento es absoluto y eterno", afirma, y también "lo es para las muestras de cariño y apoyo que yo, y mi familia, hemos recibido a lo largo de todos estos meses, así como para todos aquellos ciudadanos que han colaborado desde la desaparición de mi hija".

Asimismo, agradece el interés mostrado por los medios de comunicación y el tratamiento profesional que en general se ha hecho del caso.