"El atracador del banco de Usera llevaba algo parecido a un arma, ha sido muy ridículo"

El atracador que ha irrumpido este jueves en un banco del distrito madrileño de Usera y ha estado dentro aproximadamente una hora con varios rehenes, se ha entregado sin que en el incidente se hayan registrado heridos.

Fuentes policiales han confirmado que el hombre de unos 60 años se ha entregado sin violencia tras una hora de negociación con la Policía y los cuatro o cinco rehenes han salido de la sucursal sin incidentes.

Saturnino, director de la sucursal, ha explicado a COPE que la situación ha sido "muy ridícula". "Llevaba algo parecido a un arma. Nos decía que nos iba a matar, incluso ha dejado un trozo de plástico con un móvil diciendo que era un explosivo", ha relatado sobre el detenido que según ha relatado "pedía desde un helicóptero hasta una pizza".

"El atracador pedía desde un helicóptero hasta una pizza"

Según el relato de los trabajadores del banco y de los vecinos, se trataría de un vecino llamado Antonio que vive cerca y que no es la primera vez que protagoniza altercados, normalmente bajo la influencia del alcohol.

El atracador había entrado sobre las 09.50 horas en una sucursal de Bankia de la calle Dolores Barranco con un arma de fuego y ha amenazado al director y los empleados, a los que ha obligado a permanecer en el interior, con las persianas que dan a la calle bajadas.

La Policía Nacional y Municipal han acordonado toda la zona y equipo de negociadores ha hablado con él durante una hora hasta que finalmente el hombre se ha entregado, tras lo que ha sido detenido.