También en directo
Ahora en vídeo

MADRID, 15/04/2018

Rafael González, oreja y vuelta al ruedo en Las Ventas

 Seria, encastada y exigente novillada de José Luis Pereda-La Dehesilla ante la que Rafael González cortó una oreja y dio una vuelta al ruedo.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Por Sixto Naranjo

"Mañana nuestra novillada entera va por Iván Fandiño, no sabemos si las viejas y sabias leyes del toreo permiten brindar una novillada a un torero grande, pero que sepas, que desde el corazón de La Dehesilla, 'va por ti torero”".

Son palabras sacadas de la web de José Luis Pereda-La Dehesilla. Palabras escritas desde el corazón y desde el recuerdo. Finalmente, José Luis Pereda hijo, aquel que recibió el brindis del León de Orduña en su último San Isidro pudo dedicarle este domingo a su amigo caído una novillada que ha puntuado alto en Las Ventas. Casta, exigencia, variedad de comportamientos y varios novillos ovacionados en el arrastre.

Abrió plaza un ejemplar cuajado de carnes y serio de cabeza que se movió mucho y bien en todos los tercios, obedeciendo siempre a los toques. Ángel Jiménez se mostró voluntarioso en un trasteo abundante mejor resuelto a derechas. Molestó el viento, lo que no ayudó a la conjunción entre novillo y novillero. Lo pasaportó de una estocada entera.

Muy en Núñez salió el cuarto, un castaño girón de astifinas defensas que siempre quiso que le hiciesen las cosas por abajo. No siempre lo consiguió  Jiménez. Solo una tanda a derechas con el compás abierto y mandando en la embestida tuvo verdadero mérito. Luego se atacó con los aceros.

El segundo fue otro novillo agradecido cuando se le hicieron bien las cosas. Pablo Atienza mostró actitud durante toda la faena de muleta. Al natural brotaron varios muletazos de gran cadencia y trazo. El fallo a espadas le privó de mayor reconocimiento final.

El quinto fue un torito por hechuras y cuajó. Además fue el que mostró más clase y entrega en la muleta de un Atienza que esta vez nunca supo encauzar con temple y mando los viajes del novillo de Pereda.

Otro buen novillo fue el tercero, humillador y con recorrido en sus embestidas. Rafael González abrió su faena de muleta en los medios desafiando al viento reinante. Las primeras tandas a derechas tuvieron ligazón y mandó. Después la faena entró en un pequeño bache que resolvió el madrileño poniendo fibra a su quehacer. Llegó un fea voltereta que quedó en el susto pero que elevó la emoción del conjunto. También sumó puntos el contundente volapié con el que pasaportó al de La Dehesilla. La oreja cayó por petición mayoritaria de pañuelos.

Con la puerta grande entreabierta, Rafael González lidió como sexto un utrero que duró poco, pero al que ligó dos buenas tandas en redondo al principio de faena. Con el novillo más agarrado al piso, el trasteo decayó en intensidad. La salida a hombros se antojó lejana después de un pinchazo previa a una estocada en toda la yema. La petición fue frenada desde el palco. La vuelta al ruedo fue premio justo. 

FICHA DEL FESTEJO 

Madrid, domingo 15 de abril de 2018. Un cuarto de plaza (7.614 espectadores)

Cuatro novillos de José Luís Pereda y dos de La Dehesilla (3º y 4º), bien presentados. Conjunto con el común denominador de la casta. Exigentes los dos primeros, humillador el tercero, un cuarto que todo lo quiso por abajo, con clase el quinto. De menor fondo el sexto.

Ángel Jiménez, silencio y silencio tras aviso.

Pablo Atienza, silencio y silencio tras aviso.

Rafael González, oreja y vuelta.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado