También en directo
Ahora en vídeo

J. L. RESTÁN | LÍNEA EDITORIAL

¿Qué pasa en Irán?

La dura represión ha costado ya una veintena de muertos además de centenares de detenidos, sin que los manifestantes hayan desistido de sus protestas. 

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Envuelto en la guerra de Siria en apoyo del régimen de Asad, así como en una guerra de desgaste en Yemen, donde se enfrenta indirectamente a su gran rival Arabia Saudí, el Irán de los ayatolás se ha encontrado, de la noche a la mañana, con un proceso interno de rebelión que aún parece lejos de controlar. Hace una semana que más de cuarenta ciudades del inmenso y rico país, donde triunfó la revolución islámica hace cuarenta años, son escenario de manifestaciones de jóvenes que protestan por la corrupción, la carestía de la vida y la falta de trabajo. La dura represión ha costado ya una veintena de muertos además de centenares de detenidos, sin que los manifestantes hayan desistido de sus protestas.

Los acuerdos sobre la paralización del programa nuclear, con el consiguiente levantamiento de las sanciones económicas, no han servido para mejorar la situación económica. Los presupuestos de este año se han basado en una austeridad que ha encendido la mecha de la revuelta de los jóvenes desempleados, que acusan al régimen de corrupción. Para las autoridades, detrás de todo lo que ocurre están los “enemigos exteriores”, especialmente Israel y Estados Unidos. De hecho, el presidente Trump ha sido el único dirigente occidental que ha acogido con satisfacción las protestas que considera el comienzo del retorno de la libertad a Irán. Pero eso está por ver.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado