Boletín

Vídeo

Desirée Villa: “Lo único incurable son las ganas de vivir”

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado00:40

Desirée Vila es una deportista que a los 16 años cuando se estaba preparando para el Europeo de Gimnasia, se cayó y se rompió la tibia y el peroné. Una negligencia médica hizo que le necrosara la pierna y que finalmente tuvieran que amputársela.

Desirée cuenta cómo vivió con 16 años todo el revuelo que se montó mediáticamente tras el juicio que obligó al hospital a indemnizarla. “Pasé de que no me conociera nadie a que todo el mundo me conociera por algo negativo”.

Desirée reconoce que “no me aceptaba, no quería salir, pero aprendí que las etapas se cierran y que hay que disfrutar de cada una de ellas. Ahora sigue practicando atletismo y es autora del libro “Lo único incurable son las ganas de vivir”.