Mayte, mujer de Cañizares, sobre la muerte de su hijo: "Tengo que sonreír cada día para no defraudarle"

La esposa de Santi Cañizares cuenta en TRECE cómo vivió la dura enfermedad de su hijo de 5 años

Vídeo

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23:03

Mayte García es la esposa del exfutbolista Santiago Cañizares. Mayte y Santi tenían cuatro hijos, tres de ellos trillizos. El pequeño falleció de cáncer hace menos de un año. Mayte cuenta el proceso: “Me llamaron cuando estábamos llevando a los otros al cole y nos dijeron que fuéramos rápido porque había tenido dos infartos cerebrales. Nosotros íbamos a despedirnos de nuestro hijo. A la hora salió el medico para decirnos que lo habían salvado pero que tenia un tumor en la cabeza”.

Esta semana, Mayte García ha sido la protagonista de la sección de Pedro del Castillo, 'El Lado bueno de las cosas', en TRECE.

“Siempre teníamos la esperanza de que podía salir adelante. La medicina le surtió efecto, en Madrid, cuando le hicieron la resonancia, la doctora nos dio la mala noticia de que le había vuelto a aparecer todo. Todo el tiempo que pasé con él durante la enfermedad, fue un regalo de la vida. Agradecía a Dios constantemente que me dejara quedarme con él. Ni un mal pensamiento. Solo agradecimiento”, ha recordado Mayte García.

La madre del niño ha apuntado un dato que se desconocía de cara a la opinión pública, “todos los días son un recuerdo de felicidad. La ilusión máxima de Santi era vestirse de futbolista. De hecho lo incineramos con la equipación de la Selección Española”.

Muero de amorrrr!!! ⭐️

Una publicación compartida de  Mayte Garcia (@maytegarsal) el 


“El ultimo día no se si fue el peor día de mi vida o el mejor, porque ya llega un momento que ves tanto sufrimiento que no quieres que pase más, pero a la vez no querías que se fuera”, reconoce. “Al final tenía paradas cardiorrespiratorias y parecía que se iba, mi marido me decía que estaba esperando que le diera permiso para irse”. “Yo le decía, después de bajar a por una tila, que fuera hacia la luz, que había gente que le quería, y ahí respiró hondo... y se marchó”.

Mayte García añade que cuando falleció su hijo “quería hacer una fiesta, porque mi hijo nacía en el cielo. Contacté con una soprano antes de que falleciera y elegí 5 canciones, y le pedí que se las cantara con mi hijo en brazos”.

“El lado bueno es que me siento muy afortunada porque, para el día que me vaya de este mundo, sabré que he sabido aprovechar la esencia de esta vida. Él me eligió como madre, y yo no puedo defraudarle, no puedo perder la alegría, tengo que ser como él y mantener la sonrisa”, ha concluido.

 

Lo más