San Alfonso María Ligorio

Sacerdote y religioso italiano, obispo católico y fundador de los redentoristas

Tiempo de lectura: 1’

La tarea misionera requiere reflexión y preparación. Hoy celebramos a San Alfonso María de Ligorio, quien estudió y oró, sobre todo, pendiente de las cosas que la Providencia disponía para su Santificación. Nacido en Nápoles en 1696, su nombre etimológicamente significa “listo para el combate”, y fue el primogénito de siete hermanos.

Siguió el camino de las letras, doctorándose en Derecho y ejerciendo el oficio de abogado. Pero siempre tuvo un buen Director Espiritual que le ayudó a amar profundamente a la Eucaristía y a la Santísima Virgen. Cuando su padre le intenta encauzar por el mundo de la nobleza y el matrimonio, él se va deshaciendo de todo esto hasta lograr entregarse de lleno al Señor. Durante su visita a un hospital, siente la llamada del Cielo a un servicio desde la consagración al Señor y a la Virgen.

El santoral de hoy, domingo 1 de agosto

A la edad de 30 años, se ordena sacerdote. Sus dotes de predicación sencilla le llevan a tocar el corazón de muchos incluido el de su propio padre. Poco después se le juntan varios sacerdotes. Así surge la Congregación del Divino Redentor, también conocidos como los Padres Redentoristas. Desde este carisma se dedicó a evangelizar con sencillez a las gentes.

Nombrado Obispo de Santa Águeda, rechazó en un principio el designio, pero al final, viendo la voluntad de Dios en ello, se puso en sus manos para desempeñar el Ministerio Episcopal, predicando las misiones entre sus diocesanos. Las misiones siempre ponían de relieve la necesidad de irse formando para conocer a Dios y así poderle amar más. Era como una especie de catequesis de adultos en la que se aprendían y se repasaban los Misterios de nuestra Fe. San Alfonso María de Ligorio muere en el año 1787.


Religión