Boletín

El problema de la justicia desde una misión en Costa de Marfil

El misionero Ramón Lázaro nos cuenta qué ha pasado esta semana en su misión de Costa de Marfil

El problema de la justicia desde una misión en Costa de Marfil

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:47

En una misión pasa absolutamente de todo. Y eso nos cuenta cada día nuestro misionero Ramón en su diario: conversaciones, problemas legales, viajes... Puedes leer absolutamente todo lo que le ha pasado esta semana aquí:

Domingo 3 de febrero:

El otro día, durante la imposición del nombre al niño, me senté al lado de un hombre que me dijo que acababa de pasar dos noches en prisión. Como es una familia que conozco, hoy por la tarde he ido a hablar con él. Todo el asunto tiene que ver con papeles de propiedad de terrenos. Aquí en Côte d'Ivoire hay un gran problema con todo esto porque hay gente que vende su terreno (el mismo) a dos o incluso tres personas diferentes. Luego desaparecen y se monta un pollo que es muy difícil de solucionar. Total que le acusaron de estar en un terreno que no era de su propiedad y como no dio dinero para sobornar y que lo liberaran, pasó dos días en la cárcel. Ahora está a la espera de que todo se aclare. Es muy triste ver cómo los más débiles viven una indefension tremenda. La misión también es lidiar con todo esto y armarse de paciencia. Buenas noches y dulces sueños.

Martes 5 de febrero:

Estos dos días han sido más tranquilos. He estado haciendo todo un trabajo de recopilación de la memoria de nuestra comunidad de San Pedro. Desde cuando surgió la idea de abrir esta comunidad hasta hoy. La memoria que es reconocimiento a los que nos han precedido y maestra para el presente y para el futuro. Hoy hemos tenido una rica reunión comunitaria en la que ha habido tiempo para la formación, la información, el discernimiento, la discusión y el consenso. Como la vida misma. Por la noche he ido a visitar a una familia. Ella está embarazada de gemelos, así que he estado con ellos alegrándoles la velada con sencillez y espontaneidad. Compartiendo el amor de Dios en lo cotidiano. Buenas noches y dulces sueños.

Miércoles 6 de febrero:

Hoy nos ha sorprendido una familia invitándonos a desayunar en su casa esta mañana. Sin ninguna razón, simplemente para agradecer nuestra presencia con ellos. Por la tarde he ido a celebrar la eucaristía con una CEB. Estaba en la periferia de la ciudad. Ha sido bonito celebrar la vida desde los márgenes. El viernes tengo que ir a una de nuestras misiones y hay tres jóvenes que van a aprovechar el viaje. Poner nuestros medios a disposición de todos. Un estilo de ser misionero. Buenas noches y dulces sueños.

Jueves 7 de febrero:

Bonitos los diálogos de hoy, de acompañamiento en la vida, a jóvenes desde distintas situaciones, desde el estudio, desde la primera maternidad a los 18 años y de discernimiento vocacional para ser misionero. Dedicarles tiempo y mucha gratuidad para que en la confianza surja la confidencia. Solo me nace agradecerle al Buen Dios por estas oportunidades regaladas para ser espejo, confrontación y acogida incondicional. Buenas noches y dulces sueños.

Lo más