Boletín

¿Están las catedrales españolas preparadas para un posible incendio?

Las catedrales de Burgos, León y Córdoba o la Sagrada Familia mantienen unas estrictas medidas de seguridad

Audio

COPE.ES / AGENCIAS

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 16:29

 El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha anunciado este martes que se pondrá en marcha una revisión de las instalaciones de los grandes monumentos españoles ya que, aunque en general son seguras, el incendio de la catedral de Notre Dame en París ha supuesto una "alerta".  Según el titular de Cultura, las catedrales españolas están debidamente protegidas y, aunque ha explicado que "seguridad al cien por cien no existe para los monumentos ni para nada", sí que hay políticas preventivas "que tratan de evitar que ese tipo de tragedias puedan suceder". "Lo peligroso son las instalaciones eléctricas antiguas, que hay que revisar, pero cuando hay una obra de restauración hay que extremar los cuidados porque un descuido de alguien puede provocar una tragedia", ha dicho Guirao.

Algunas de las catedrales más importantes de nuestro país han informado sobre las estrictas medidas de seguridad que se siguen diariamente.  El arquitecto Juan de Dios de la Hoz, experto en reconstrucción del patrimonio histórico, considera a EFE que para que ocurra un incendio como el de Notre Dame deben concatenarse varios elementos negativos y asegura que el patrimonio español cuenta con medidas preventivas para estos casos.  En España, el Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura tiene el objetivo primordial de llevar a cabo medidas preventivas en los monumentos (tanto para catástrofes naturales o, como ha ocurrido en el caso de Notre Dame, por posibles accidentes, negligencias, descuidos, fallos de vigilancia o seguridad, etc.), sostiene el arquitecto.

CATEDRAL DE BURGOS

La fatalidad en forma de incencio que ayer tarde prácticamente arrasó Notre Dame, la catedral de París, no podría repetirse en la catedral de Burgos, considerada su hermana pequeña. Y todo, tal y como ha explicado el deoegado Diocesano de Patrimonio, Juan Álvarez Quevedo, porque "en la cubierta de la seo burgalesa no existe madera".

"La cubierta de la catedral de Burgos es distinta a la de Notre Dame ya que allí lo que se ha quemado ha sido toda la cubierta que era de maderada. Aquí no hay nada de madera. Solo hay unas vigas que son testido de las que había en su momento. Todas las vigas se sustituyeron entre los años 1965 y 1980 por hormigón y acero", ha explicado Álvarez Quevedo.

Aquí, el mayor riesgo, dice, "podría estar en el interior por la gran cantidad de retablos y de sillería que existen" en la catedral de Burgos. Para ello, desde hace años, y como medida preventiva, "se han eliminado los cables interiores de todos los retablos y toda la iluminación es exterior".

Además de extintores repartidos por todo el templo, la catedral de Burgos cuenta con detectores de humo en la sillería del coro, así como de un sistema anti incendios sin agua, que apaga el fuego mediante un gas que elimina prácticamente el oxígeno, y que se utiliza en una zona tremendamente sensible por los documentos que allí se guardarn como el archivo catedralicio.

El aparejador de la catedral de Burgos, Miguel Ángel Ortega, ha explicado que hace ya unos años se instaló "en el archivo, en la sala de los investigadores y en la parte en la que tenemos los cuadros del siglo XVI y XVII un sistema de extinción automática de incendios con gas. Es decir, que si hubiera un incendio el sistema actúa y el fuego se apaga". Este sistema, detalla, "suelta un gas que elimina prácticamente el oxígeno y, por lo tanto, neutraliza el fuego. No lo elimina del todo por si hubiera alguna persona en el interior de la sala".

Además de los sistemas de extinción de incendios la catedral de Burgos cuenta con un "efectivo" sintema anti rayos. "No tenemos nada por arriba en el tejado que pudiera producir un incendio. Están colocados los pararrayos que están funcionando de forma efectivo. El sistema mide los impactos y, desde hace años, no hemos tenido ningún problema con los rayos".

SAGRADA FAMILIA

Los responsables de la Sagrada Familia han expresado su "consternación por el incendio" en Notre Dame y han afirmado que el templo barcelonés cumple con los requisitos normativos para protegerse de posibles incidentes o incendios durante los trabajos de rehabilitación y construcción.   En un comunicado, los responsables del templo -la Junta Constructora- han transmitido, "en un día triste como hoy", todo su apoyo a la catedral de Notre Dame de París, "una de las más emblemáticas de Europa". Fuentes de esta institución han reconocido que "el riesgo cero no existe" y han añadido que la Basílica "dispone de un plan de autoprotección de acuerdo con la normativa vigente (Decreto 30/2015 de la Generalitat de Cataluña)". 

Se trata de un plan "registrado en la plataforma Hermes, aprobado por Protección Civil y que cuenta con el informe favorable de Bomberos de Barcelona", han añadido.  El plan de autoprotección "recoge todas las actividades desarrolladas en la Basílica, incluyendo su construcción, los actos de culto y las visitas" según las fuentes. 

CATEDRAL DE LEÓN

El administrador de la catedral de León, Mario González, ha recordado que el incendio sufrido por la 'pulchra leonina' el 29 de mayo de 1966 fijó una serie de pautas para combatir el fuego en monumentos de gran valor histórico y artístico. En declaraciones a Efe, González, que contaba 13 años en 1966, ha destacado que se le quedó grabado el incendio que vio desde del Seminario en el que ese año cursaba sus estudios.  "Fue una imagen tan impactante ver arder la techumbre de la Catedral que se me quedó grabada", ha explicado este sacerdote, que admite que este lunes volvió a su cabeza al ver en televisión el incendio que sufrió Notre Dame. Del de la Catedral de León se sacaron conclusiones que fueron aplicadas después en otros siniestros, como que el agua era "contraproducente" y que era mucho más eficaz utilizar espuma para combatir el fuego.

MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA

¿Y cuál es el plan de seguridad del monumento principal de nuestra ciudad, La Mezquita-Catedral de Córdoba? El portavoz del Cabildo Catedral, José Juan Jiménez, ha explicado en COPE que el templo cuenta con un sistema de autoprotección especializado que está conectado durante 24 horas.   El último plan de seguridad actualizado, que está presentado en el Ayuntamiento, se realizó en 2017. Desde entonces, son continuos los simulacros y visitas que realizan tanto bomberos como miembros de protección civil, para conocer los entresijos del monumento y realizar una evacuación rápida y efectiva en caso de algún incidente.  "Las cubiertas, que son de madera, son el punto más débil" ha explicado Jiménez, ya que tal y como ha ocurrido en Notre Dame, es lo primero que se quemaría en caso de incendio. Por ello, los bomberos realizan visitas a las zonas en mantenimiento dentro del templo principal de la ciudad cordobesa. 

Además del sistema de alarma, conectado permanentemente durante 24 horas, el Cabildo cuenta con una reserva hidraúlica exclusiva para los servicios de protección y extinción de incendios, en caso de necesidad.  Durante la realización de labores de restauración, conservación y mantenimiento, las alarmas nunca se desconectan. Otra de las medidas que ha tomado la Institución Capitular ha sido prohibir la utilización y manipulación de herramientas o materiales que pudiesen provocar un conato de incendio. Tal y como ha explicado el portavoz del Cabildo, "se toman todas las precauciones posibles, no utilizando técnicas o herramientas, cuya utilización representen un riesgo. No se proyectan tampoco ni se realizan uniones de elementos metálicos, que puedan requerir soldadura. Todas las uniones en cubierta son roscadas."

Audio

CATEDRAL DE MALLORCA

La catedral de Mallorca, una joya del gótico que empezó a construirse unos 50 años después de la catedral parisina, también tiene un gran refuerzo de seguridad. El director técnico y Jefe de Seguridad de la Seu, Joan Pastor, ha explicado en COPE que hay temas impredecibles e incontrolables pero  "que de los accidentes se aprende".  Desde hace un año y medio en la Catedral se renovó todo el plan de seguridad y se ha formado al personal para actuar ante distintas emergencias como incendios, desprendimientos o atentados. Hay zonas, como el archivo Capitular, especialmente protegidas ante el fuego con sensores y  sistemas automáticos de apagado por gas en distintas salas.

En caso de fuego mientras se visitan las terrazas y ante la imposibilidad de ser rescatados por los bomberos que no cuentan con escaleras tan altas se han previsto 2 viales de salida y el personal esta preparado para controlar la evacuación.  Se trata de uno de los lugares más angostos y más altos ya que se sube por la escalera de caracol de la torre campanario tras ascender 215 peldaños. Por eso se opta por grupos reducidos de 25 personas.

Si el problema fuera en la nave central la evacuación sería sencilla porque hay 3 salidas de gran capacidad, no obstante se está preparando un simulacro con Policía y Bomberos para tenerlo todo claro cuando la ocupación de la Seu sea máxima ya que reconoce Pastor que " los accesos son difíciles en pleno verano con vías de aceso reducidas y gran volumen de gente en las calles y en el entorno de la catedral".

Ante un fuego de dimensiones como las de París donde se planteó la posibilidad de apagar el fuego por vía aérea Joan Pastor descarta esa opción para la Seu. Y es que si en el caso de Notre Dame con una estructura esencialmente de madera corría peligro de colapso, en el caso de la de Palma el peligro es mayor al ser piedra. Explica que " el agua  afecta mucho más a la estructura de piedra porque se filtraría y la debilitaría".

Lo más