Más directos

Mensaje del Papa a los deportistas en medio del Mundial de Rusia: "Sean buen ejemplo"

Nos encontramos en pleno Mundial de Rusia, y el Papa Francisco se ha dirigido a los deportistas alabando su profesión y destacando la importancia que tienen en la sociedad

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:30

Mundial de fútbol 2018. Selección española. Hagas lo que hagas, ahí está. En las casas de millones de personas solo se ven balones, medias, banderas... Y el Papa Francisco, con su habitual sensibilidad de los tiempos, ha lanzado un mensaje a todos los deportistas: "sed ejemplo".

Ya sabemos que se las han arreglado, para que durante toda la temporada puedas ver fútbol 24 horas al día todos los días de la semana. Y mi pobre madre, pensando que ya se había terminado la agonía, se encuentra de cara con un Mundial de fútbol. Y ponen partido a mediodía, después de comer, y a la hora de la cena. Durante un mes. Fútbol. Solo fútbol. Yo feliz. Mi madre no.

"Muestren a qué metas se puede llegar a través del esfuerzo"

Y con tanto fútbol, parece sensato decir que de una forma o de otra estos deportistas -y todos los demás- pasan a ser ejemplo para la sociedad. Para bien o para mal. Los chavales admiran a sus ídolos y se peinan como ellos. Visten como ellos. Hablan como ellos.

Por ello Francisco con motivo de la Audiencia a distintos nadadores y atletas italianos, ha asegurado que son un ejemplo "de disciplina, de sana competición y de juego en equipo". Sin olvidarse tampoco de las renuncias que puede suponer: "Muestren a qué metas se puede llegar a través del esfuerzo del entrenamiento, que implica un gran empeño y también algunas renuncias”.

El deporte "se convierte en una ocasión de formación de valores humanos y sociales, para robustecer junto al cuerpo también el carácter y la voluntad, y para aprender a conocerse y a aceptarse entre compañeros”.

“Es verdaderamente la exaltación del hacer equipo: es toda una armonía, y la excelencia se alcanza cuando los atletas se mueven de tal modo que forman un único movimiento. Es de verdad fascinante – dijo el Pontífice – y para nosotros comunes espectadores parece casi imposible; pero incluso ahí, el secreto es, además de la capacidad individual, la ayuda recíproca”.

Los deportistas -como todos- pueden contribuir a mejorar nuestra sociedad. Ese es el mensaje que lanza el Papa en medio de tantos y tantos partidos de fútbol que estamos viendo en los medios. ¿Qué pasaría si todos estos jugadores, tan mediáticos, se propusieran ser además un ejemplo para todos?

Lo más