El papa Francisco envía una carta a Ortega pidiendo restablecer la convivencia en Nicaragua

 El mensaje fue enviado a través de la nunciatura apostólica, a propósito de las fiestas patrias del país centroamericano, que el 15 de septiembre celebra sus 197 años de independencia

El papa Francisco envía una carta a Ortega pidiendo restablecer la convivencia en Nicaragua

EFE

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:13

El Gobierno de Nicaragua informó este lunes de que el papa Francisco envió un mensaje al presidente Daniel Ortega en el que invoca la convivencia en el país, que atraviesa una crisis política que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el mandatario.

El mensaje, divulgado este lunes por la Presidencia de Nicaragua, fue enviado por el papa, a través de la nunciatura apostólica, a propósito de las fiestas patrias del país centroamericano, que el 15 de septiembre celebra sus 197 años de independencia.

El papa Francisco envía una carta a Ortega pidiendo restablecer la convivencia en Nicaragua

  El 19 Digital

"Con motivo de la fiesta nacional de Nicaragua, hago llegar a todos los hijos e hijas de ese amado país un cordial saludo, asegurándoles mi oración para que Jesucristo, príncipe de la paz, les conceda los dones de una fraterna reconciliación y una pacífica y solidaria convivencia", dijo Francisco en el mensaje.

La Iglesia católica y el Gobierno están distanciados desde julio pasado cuando la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que sirve de mediadora en el diálogo nacional entre la Alianza Cívica que representa a la sociedad civil y el Gobierno, pidió a Ortegaadelantar a marzo de 2019 las elecciones de 2021 para superar la crisis.

"Me dolió que los señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas", explicó Ortega el 19 de julio, durante la celebración del 39º aniversario de la revolución sandinista en Nicaragua.

El pasado 3 de junio, el pontífice expresó su dolor por los actos violentos en Nicaragua, llamó a que se encuentre una solución a la crisis por medio del diálogo, pidió que se respete la libertad y la vida de las personas y afirmó que reza por las víctimas y sus familiares.La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos".

El presidente Ortega ha negado las acusaciones de los organismos humanitarios nacionales y multinacionales.Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

Lo más