34 nuevos soldados de la Guardia Suiza prestarán juramento con la única compañía de algunos de sus familiares

Como es tradición, cada 6 de mayo se conmemora el aniversario del saqueo de Roma en 1527, en el que 147 guardias ofrecieron su vida en defensa del Papa Clemente VII

Tiempo de lectura: 2’

Por segundo año consecutivo, los reclutas de la Guardia Suiza Pontificia realizarán el solemne juramento sin la asistencia de público debido a las medidas sanitarias provocadas por la covid-19. La ceremonia de juramento se realizará el próximo 6 de mayo y podrán participar en el evento únicamente los familiares de los 34 reclutas junto a algunos representantes del ejército suizo, de la Conferencia Episcopal Suiza y de las fundaciones de la Guardia Suiza Pontificia.

El programa prevé una Misa en la Basílica de San Pedrocon los guardias y sus familiares a las 07:30h.La ceremonia de juramento se llevará a cabo a las 17:00h en el patio de San Dámaso, o en caso de mal clima, en el Aula Pablo VI. Según ha informado la Guardia Suiza, la Santa Misa y la ceremonia de juramento serán transmitidas para permitir la participación a quienes no podrán asistir.




Como es tradición, cada 6 de mayo se conmemora el aniversario del saqueo de Roma en 1527, en el que 147 guardias ofrecieron su vida en defensa del Papa Clemente VII ante las tropas del emperador Carlos V.

A pesar de ser un monarca católico, titular de la corona imperial del Sacro Imperio Romano Germánico y de la corona de los reinos españoles, el emperador Carlos V entró en guerra con los Estados Pontificios por la alianza del Papa con el rey de Francia, que amenazaba la soberanía de Carlos V en sus reinos italianos. Gracias a los guardias suizos, el Papa Clemente VII pudo salir del Vaticano, a través del Passetto di Borgo para llegar al Castillo Sant’Angelo.

En memoria de ese día, los guardias juran defender al Santo Padre hasta dar su propia vida. Este ejército, conformado por unos de 100 soldados, tiene la responsabilidad de velar por la seguridad del Papa, acompañarlo en sus viajes y proteger al Colegio Cardenalicio cuando la Sede Apostólica está vacante. También controlan las entradas en el Vaticano y están encargados de algunos servicios de honor en audiencias, recepciones y liturgias. El actual comandante de la Guardia Suiza es Christopf Graf.

Religión