Parolin expresa su cercanía al cardenal Zen tras su arresto

El cardenal secretario de Estado de la Santa Sede reconoce que lo sucedido complicará «el ya complejo y nada sencillo camino del diálogo» con China

Tiempo de lectura: 1’

El secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, se ha referido por primera vez en la mañana de hoy viernes, 13 de mayo, al arresto, el pasado día 11, del cardenal Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong. «Lamento mucho esta historia, quisiera expresar mi cercanía al cardenal Zen, que fue liberado y bien tratado». El purpurado ha reconocido que «la esperanza más concreta en esta perspectiva es que iniciativas como esta compliquen el ya complejo y nada sencillo camino del diálogo entre la Santa Sede y la Iglesia en China».

El «camino del diálogo» al que alude es el iniciado con el «Acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos»que China y la Santa Sede suscribieron en octubre de 2018. El documento, cuyo contenido nunca se ha hecho público, fue renovado por otros dos años en 2020 y su vigencia expira en octubre próximo. El cardenal Zen, salesiano, de 90 años, ha sido siempre su más firme opositor. De hecho, intentó primero que la Santa Sede no lo firmara y luego que no lo renovara, dada la situación de persecución y de falta de libertad religiosa que siguen viviendo los cristianos.

El arresto del purpurado se produjo el pasado miércoles. Fue acusado de colusión con potencia extranjera sobre la base de su participación como fideicomisario de un fondo de ayuda para los participantes en las protestas pro-democracia que hubo en Hong Kong en 2019. Unas horas más tarde fue puesto en libertad bajo fianza.

La detención se produjo cuatro días después de la toma de posesión como nuevo gobernador de la excolonia británica de John Lee, exjefe de policía durante aquellas revueltas. En cualquier caso, es evidente que una decisión así no se toma sin la aquiescencia de las máximas autoridades de Pekín.

Religión