Los obispos franceses, preocupados por el desinterés de los ciudadanos por la política

Advierten sobre la alta abstención de las elecciones presidenciales y recuerdan de cara a las legislativas de junio que el país requiere «la participación de todos»

Tiempo de lectura: 2’

Aún no se han apagado los ecos de las elecciones de abril que propiciaron la reelección del presidente Macron, y en Francia los ciudadanos ya se preparan de nuevo para votar. Esta vez, en junio, en elecciones legislativas. La Conferencia Episcopal Francesa acaba de referirse a estos comicios en una declaración de su Comité Permanente, y lo ha hecho para expresar su preocupación por el evidente desinterés ciudadano en la vida pública, habida cuenta la reducida participación registrada en la anterior consulta.

«El alto índice de abstención debería hacer reflexionar tanto a los representantes elegidos como a los votantes. La vida del país requiere la participación de todos», opina el episcopado, que el pasado mes de enero ya hizo pública una primera declaración sobre este tema.

La Permanente comienza su nuevo pronunciamiento expresando su «profundo respeto» y «oraciones» al presidente Macron, al que desean «mucho éxito en su segundo mandato de cinco años al servicio de todos los franceses, por el bien de Francia, de Europa y del mundo». Pero acto seguido indica ya que hoy es «más importante que nunca, dados los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad, que los católicos y todos los ciudadanos se impliquen en las próximas elecciones legislativas».

Los obispos invitan a participar en el debate político. Y a hacerlo desde los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, buscando siempre «el bien común en los ámbitos fundamentales del servicio a todo ser humano desde el principio hasta el final de su vida, la ecología, la justicia y la paz». Sin olvidar, dicen, que «son necesarios cambios profundos en nuestros modos de consumo, de producción y de vida».

Diane Pilotaz, secretaria general adjunta de la Conferencia Episcopal

La Permanente ha comunicado también la elección de un nuevo secretario general adjunto del episcopado y director de comunicación, puesto que ha recaído de nuevo en una mujer. Se trata de Diane Pilotaz, de la diócesis de Nanterre, casada y madre de dos hijos.

Pilotaz fue de 2008 a 2012 asesora de prensa y luego jefa de gabinete de Luc Chatel, ministro y portavoz del Gobierno con Nicolás Sarkozy, a quien acompañó también en el ministerio de Educación. Actualmente trabajaba en la empresa privada: desde 2017 era directora de Desarrollo para Francia de un importante grupo educativo.

Toma el relevo, de Karine Dalle, que presentó la renuncia al cargo a raíz de la polémica generada tras la publicación del informe de la Comisión CIASSE sobre los abusos sexuales del clero. La primera mujer en desempeñar este puesto, el 1 de septiembre de 2018, fue Christine Naline, una madre de cuatro hijos y abuela de ocho nietos, también de la diócesis de Nanterre.

Religión