Jorge Yamil: “El Papa nos ha invitado a ser sacerdotes cercanos a Dios, a nuestro pueblo y nuestros hermanos”

El sacerdote de la diócesis de Arecibo, Puerto Rico, destacó la cercanía del Papa "nos habló en nuestra lengua, con mucha naturalidad y desde el corazón"

Tiempo de lectura: 2’

“El Papa nos ha invitado a ser sacerdotes cercanos a Dios, cercanos a nuestro pueblo, cercanos a nuestros hermanos, porque se corre el riesgo de estar mucho tiempo enajenado o distanciado de ese pueblo en un seminario, en una institución, en los libros, en lo académico y se nos puede olvidar ese corazón de ser pastores cercanos”, con estas palabras se ha expresado Jorge Yamil, sacerdote de la diócesis de Arecibo, Puerto Rico, explicando las conclusiones del Curso de Rectores y Formadores de Seminarios Latinoamericanos, organizado por el Dicasterio para el Clero, que se desarrolló del 7 al 19 de noviembre, en Roma.



Una experiencia de estudio y de vida

El sacerdote puertorriqueño señaló en una entrevista a Vatican News que este Curso estaba organizado para el año 2020, pero que lamentablemente a causa de pandemia fue postergado hasta este año. “En este sentido, el Dicasterio hizo un buen trabajo de organización y de comunicación sabiendo que estaba convocado todo el continente hispanohablante, e incluso, Brasil. Han sido unos días espectaculares, en los cuales unos 135 sacerdotes de unos 18 países de América Latina, se reunieron para profundizar en el estudio de la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis, que ha salido hace algunos años, que es la que rige toda la dinámica y el proyecto formativo de los seminarios. Además, durante estos días hemos podido experimentar de forma vivencial y concreta las directrices de ese documento. Otra cosa que me ha llamado la atención ha sido el aspecto espiritual que trataron siempre de enfatizar los ponentes”.

El Papa nos ha impulsado a promover la cercanía

Yamil indicó que le impactaron mucho las palabras del Papa Francisco durante la audiencia a los participantes en este Curso, a quienes recibió la mañana del 10 de noviembre, en la Sala Clementina del Vaticano. “Destaco mucho la cercanía del Papa, nos habló en nuestra lengua, con mucha naturalidad, nos había escrito unas 12 páginas que dejó de lado y nos habló desde el corazón. Principalmente, el Papa enfatizó en las cuatro cercanías que él llama. Me llamó mucho la atención la invitación que él nos hacía a la cercanía, pero que él antes procuraba tenerla con nosotros. Nos invitaba a ser sacerdotes cercanos a Dios, cercanos a nuestro pueblo, cercanos a nuestros hermanos, porque se corre el riesgo de estar mucho tiempo enajenado o distanciado de ese pueblo en un seminario, en una institución, en los libros, en lo académico y se nos puede olvidar ese corazón de ser pastores cercanos”.

En el regazo de nuestra Madre de la Divina Providencia

Este 19 de noviembre se ha celebrado la fiesta litúrgica de la Virgen de la Divina Providencia, patrona de Puerto Rico. El sacerdote explicó que esta advocación tiene una gran devoción en este país centroamericano y que es una imagen que los puertorriqueños han adoptado de una tradición italiana del siglo XII, que se encuentra en la iglesia de San Carlo ai Catinari, donde esta mañana los sacerdotes y seminaristas de Puerto Rico celebraran una Santa Misa en honor a la Virgen María. “Esta tradición llegó a Puerto Rico desde España, de Cataluña, donde era muy difundida la vocación a la Virgen que tenía al niño Jesús en sus brazos, como si estuviera durmiendo, y tomado de una de sus manos. Es María Madre de la Divina Providencia, es decir, la providencia es siempre del Señor, y en ese niño estamos representados todos y ella nos sostiene. Todos hemos tenido esta experiencia de abandono en el regazo de la madre. Así pasa con la providencia divina, a la cual estamos invitados a abandonarnos”.

Religión