Francisco pide a los nuevos obispos que "aprendan a ser pastores cerca de los más pobres"

Un total de 200 nuevos obispos, entre ellos nueve españoles, se reúnen con el Papa para profundizar en el servicio del episcopado a la Iglesia

Tiempo de lectura: 2’

Una reunión informal, todos sentados en círculo, salpicada principalmente por testimonios, sugerencias y el ánimo de servir a los pobres, además de los días dedicados a "aprender" cómo ser obispos, qué retos afrontar, qué temas seguir.

Así narra Vatican News la reunión que alrededor de 200 nuevos obispos participantes en el curso de formación promovido por los Dicasterios para los Obispos y para las Iglesias Orientales han tenido con el Papa Francisco en la Sala Clementina.

El encuentro fue privado para permitir una conversación libre entre el Papa y los prelados, en este caso los que participaron en la segunda ronda del curso, celebrada del 12 al 19 de septiembre en el Ateneo Regina Apostolorum de Roma. En total, han sido nueve obispos españoles los que han participado de estos días de encuentro.

ctv-7io-whatsapp-image-2022-09-17-at-113440-pm


El servicio del obispo

Francisco recibió a los participantes del curso dedicado este año al tema "Anunciar el Evangelio en el cambio de época y después de la pandemia: el servicio del obispo".


De hecho, bajo este eje se trabajó durante la semana, a la luz del magisterio del Papa Francisco, los ponentes se centraron en un tema y dieron la palabra a la asamblea, que pudo "expresarse, plantear los temas y problemas concretos de la realidad, como el hambre, la violencia, la desigualdad social, la migración, las crisis políticas y sanitarias, la ética y las cuestiones sociales en el mundo".

Desafíos y magisterio

Durante el curso se profundizó en algunos de los textos de Francisco -Amoris laetitia, Fratelli tutti y Laudato si', en particular- y se discutieron algunos de los puntos clave como la familia y la fraternidad universal a través de la promoción humana integral.

Audiencia a los obispos de las tierras de misión

En este diálogo instó a los prelados a vivir la cercanía de los pastores, primero con Dios, luego la comunión entre los episcopados y con los sacerdotes, sin olvidar a los fieles. En particular, Francisco reiteró la importancia de la oración en el ministerio episcopal porque si un obispo no reza, se aleja de Dios y "se marchita".

También, el Papa pidió una mayor unidad entre los obispos como "hermanos en el episcopado" y una mayor cercanía con los sacerdotes, los colaboradores, las comunidades parroquiales: "Respondan, llámenlos. Estén atentos a sus necesidades", dijo el Papa Francisco. Entre las recomendaciones, también las de alejarse de las manías de protagonismo y autorreferencialidad y del proselitismo, que es diferente de la "evangelización" que debe realizarse "al estilo de Jesús".


Religión