El Cardenal Maradiaga supera el coronavirus y vuelve a casa tras quince días hospitalizado

La Archidiócesis de Tegucigalpa sigue pidiendo oraciones "por los otros hermanos sacerdotes que se encuentran en los hospitales"

Tiempo de lectura: 2’

El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, se ha recuperado de la covid-19, por lo que ayer, jueves 18 de febrero, le han dado de alta en una clínica privada, en la capital hondureña, tras permanecer quince días hospitalizado, informó la Archidiócesis de Tegucigalpa.

El religioso, de 78 años, fue hospitalizado el 3 de febrero, después de que una prueba de covid-19 que le practicaron diera positivo, según el portavoz de la Conferencia Episcopal en Tegucigalpa, Juan Ángel López.

Tres días después, la Archidiócesis señaló que el cardenal había experimentado una ligera mejoría, aunque nuevas pruebas que le practicaron en ese momento revelaron una afectación en sus pulmones.

"Desde el momento en que puede regresar a su casa de habitación es que se ha restablecido y confiamos que dentro de poco retomará sus actividades pastorales", añadió la Archidiócesis.

Demos gracias a Dios ��❤️ #cardenal #Honduras #Arquidiocesis #Tegucigalpa

Pubblicato da Arquidiócesis de Tegucigalpa su Giovedì 18 febbraio 2021

Aseguró además que "el que esto haya ocurrido en un lapso tan breve de tiempo debemos verlo como el producto de las oraciones que han sido escuchadas por nuestro Señor y por intercesión de nuestra Señora de Suyapa", la patrona de Honduras.

El cardenal Maradiaga es arzobispo de Tegucigalpa desde 1993 y, además, ha sido secretario de la Conferencia Episcopal de Honduras y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

La Archidiócesis de Tegucigalpa señaló que continúa "pidiendo oraciones por los otros hermanos sacerdotes que se encuentran hospitalizados y por miles de hermanos que están atravesando esta enfermedad".



Otro religioso hondureño contagiado es el vicario general de la Archidiócesis de Tegucigalpa, Carlo Magno Núñez, quien está hospitalizado, aunque su condición es "estable, con buen ánimo y está bajo los cuidados necesarios para evitar que se llegue a complicar por esta enfermedad".

Desde marzo pasado, cuando se reportaron los primeros dos casos, Honduras acumula 162.584 contagios y roza los 4.000 muertos, según el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos

Religión