Teresa Villanueva: “Desde Cáritas acompañamos a los mayores para reducir la sensación de soledad”

La responsable de programas de mayores de Cáritas participó en una mesa redonda sobre "nuevas rupturas de vínculos en la sociedad actual" en la Fundación Pablo VI

Tiempo de lectura: 2’

La Comisión Episcopal para la Pastoral Social y Promoción Humana ha celebrado esta semana un curso de formación en Doctrina Social de la Iglesia. El tema elegido para este año ha sido “la sociedad de los cuidados, un reto para la Iglesia”. Una de las ponentes en esta formación ha sido Teresa Villanueva, responsable de programas de mayores de Cáritas, quien participó en una mesa redonda sobre “nuevas rupturas de vínculos en la sociedad actual”. ECCLESIA ha podido hablar con ella para conocer más sobre la soledad en las personas mayores.



En referencia a posibles soluciones a la soledad en personas mayores, Villanueva indica que “en Cáritas el modelo que tenemos de acompañamiento y de alivio a la soledad de las personas mayores es un modelo que está legitimado por la acción de las Caritas en todo el estado y en todas las diócesis. Los equipos técnicos nos cuentan que nuestro modelo funciona, ya que se tiene la legitimidad del día a día y siendo la comunidad la que hace que las personas puedan seguir vinculadas o se revinculen a estas comunidades”.

Reducir la sensación de soledad

“Una de las cosas que tenemos muy claras es que la soledad es un sentimiento profundo, duradero, intenso y desagradable. No hablamos de combatir la soledad, hablamos de acompañarla porque una vez que las personas mayores sienten soledad no es tan sencillo conseguir que alguien deje de sentir esa soledad. Lo que sí que hacemos desde Cáritas es acompañar ese sentimiento y esa realidad para que en un futuro cercano se pueda reducir esa sensación”.

En el programa diseñado por Cáritas, “los voluntarios van a casa de las personas mayores o quedan en otro espacio para estar con ellos y charlar sobre cosas que son importantes para esa persona mayor y ahí es donde se va tejiendo esa relación que sabemos que es la que ayuda y la que alivia de alguna manera ese sentimiento de soledad”, explica Teresa.

"El modelo social está miuy debilitado"

Villanueva cree que, en parte, esta soledad se ve agravada por la situación social que vivimos. “Estamos inmersos en tiempos de gran esperanza y también de gran individualismo. Creemos que el modelo social está muy debilitado y que las relaciones comunitarias están debilitadas. Esto afecta no solo al sentimiento de soledad de las personas mayores, sino al sentimiento de soledad de las personas adultas y trabajadores en estado precario". En cualquier fase de la vida nadie está exento de sentir la soledad y el modelo social de consumo tan rápido e individualista puede afectar las personas.

Poniendo el foco en las personas mayores, la responsable de Cáritas explica que “muchas de ellas se sienten solas por varias razones, ya que cuando llega la jubilación dejan de participar en un espacio que realmente les pertenece como el del trabajo. El modelo de trabajo y trabajo precarizado es excesivamente biologicista en cuanto a la salud, es decir solo nos preocupamos de que las personas mayores, tomen la medicación o estén aseadas".

Teresa Villanueva ha concluido su intervención explicando que "no es solo que la sociedad esté expulsando de la participación a las personas mayores, sino que no los vemos como seres productivos y por lo tanto parece que nos interesan menos”.

Religión