El Obispo de Jaén reclama derechos dignos para los trabajadores: "El trabajo tiene que ser decente"

Mons. Magro no ha querido dejar pasar la fiesta del Trabajo para ponerse al lado de los que sufren a causa del desempleo

Tiempo de lectura: 1’

Con motivo de la fiesta del Trabajo y de San José Obrero, que se celebra este primero de mayo, el Obispo de Jaén, Mons. Amadeo Rodríguez Magro, se ha sumado a la reivindicación de la iniciativa, "Iglesia para un trabajo decente", en la que este año, se pide, de manera clamorosa, "un trabajo decente".

El Prelado jiennense ha publicado un vídeo en el que, en el Año de San José, reconoce la figura del "educador de Jesús" como modelo de trabajo decente. Reconoce el gran daño que la pandemia de la covid-19 está haciendo a muchos trabajadores, sobre todos a los que tenían un trabajo más precario y reclama que todos los trabajos, como dignificadores de la persona que son, también sean dignos.

En el momento tan delicado que en materia de empleo vive la Diócesis, Don Amadeo no ha querido dejar pasar la fiesta del Trabajo para ponerse al lado de los que sufren a causa del desempleo y de todos aquellos que a lo largo del último año han perdido su trabajo o han visto mermados sus derechos laborales.





"Veo con satisfacción que todos los que en la diócesis tienen cierta preocupación por el mundo del trabajo. “Ahora más que nunca trabajo decente”. ¿Por qué dicen ahora “más que nunca”?", se pregunta el obispo.

"Tienen toda la razón al decirlo. La primera razón no es otra que estamos celebrando el año de San José que tuvo todas las virtudes, fue un elegido de Dios para ser el educador de Jesucristo" subraya Mons. Magro

"Sabemos que hay una pandemia sanitaria que nos está afectando de muchas maneras, pero sobre todo esta pandemia está teniendo una grave crisis en el mundo laboral. El trabajo tiene que ser digno, tiene que poner al centro la persona" afirma el obispo de Jaén.



Religión