Mons. Luis Argüello incide en que la libertad de expresión "merece un juicio moral desde la verdad y el bien"

Este sábado ha tenido lugar la quinta noche de protestas en distintas ciudades de España con motivo de la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél

Tiempo de lectura: 2’

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha mostrado a través de su cuenta de Twitter su rechazo a los actos vandálicos que se están produciendo en estos últimos días. Otra noche de protestas en distintas ciudades de España con motivo de la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél.

"La libertad de expresión es responsable. Merece un juicio moral desde su relación con la verdad y el bien. Hay ideas y palabras que construyen, pero también las hay que hacen daño. Qué difícil discernir cuando se niega la posibilidad de la verdad y no hay acuerdo sobre el bien", ha publicado Mons. Argüello en su cuenta de Twitter.



Los altercados en Madrid

Más de un centenar de personas se ha manifestado de forma pacífica este sábado por la noche en la plaza de Callao de Madrid, por segunda vez esta semana para apoyar al rapero Pablo Hasél, en medio de un fuerte dispositivo policial destinado a impedir que se repitiesen los disturbios del miércoles pasado.

Desde las 19:00 horas, como estaba previsto, los manifestantes han coreado consignas y enseñado pancartas en apoyo a Pablo Rivadulla Duró, conocido como Pablo Hasel, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona y encarcelado el martes pasado.

El centro de Madrid fue escenario el miércoles pasado de unos disturbios, réplica de los ocurridos en Barcelona por el ingreso de Hasél en prisión, que se saldaron con 19 personas detenidas y 55 heridas, 35 de ellas policías, y daños materiales en los comercios de la zona.

La quita noche en Cataluña

La quinta noche consecutiva de protestas en Cataluña en apoyo al rapero Pablo Hasel ha dejado un total de 34 detenidos por hechos relacionados con altercados y actos vandálicos, como desordenes públicos, robos y saqueos con violencia: 1 detenido en Lleida, 2 en Tarragona y 31 en Barcelona.

Pese a que hubo tramos de la manifestación de Barcelona que transcurrieron de manera pacífica, grupos violentos provocaron "incidentes graves y lanzamiento de piedras y objetos contundentes contra las líneas policiales" y que aprovecharon para vandalizar numerosos comercios y robar en su interior, ha informado Mossos en un comunicado.

Así, los datos provisionales suman un total de 86 personas detenidas en el marco de los actos vandálicos que se han producido en Cataluña desde el martes, día de detención e ingreso en prisión de Pablo Hasel.

Religión