Mons. Celso Morga, nombrado miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica

El arzobispo de Mérida-Badajoz es miembro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios desde marzo de 2020 y pertenece a la Comisión Permanente de la CEE

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco ha nombrado al arzobispo de Mérida-Badajoz, Mons. Celso Morga Iruzubieta, miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, dicasterio que ejerce la función de Tribunal Supremo y vela por la recta administración de la justicia en la Iglesia.

Otros nombramientos para el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica

Junto al prelado español, han sido designados miembros de este Tribunal los cardenales Joseph William Tobin, C.S.R., arzobispo de Newark (Estados Unidos de América); James Michael Harvey, arcipreste de la basílica papal de San Pablo Extramuros; Gerhard Ludwig Müller, prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe; y Mario Grech, secretario general del Sínodo de los Obispos.

Además de los arzobispos y obispos: Cyril Vasil’, S.I, arzobispo titular de Tolemaida de Libia, administrador apostólico sede plena de Košice para los católicos de rito bizantino (Eslovaquia); Christoph Hegge, obispo titular de Sicilibba y auxiliar de Münster (Alemania); Mark Leonard Bartchak, obispo de Altoona-Johnstown (Estados Unidos de América); Dominicus Meier, O.S.B., obispo titular de Castro di Sardegna y obispo auxiliar de Paderborn (Alemania); Andrea Migliavacca, obispo de San Miniato (Italia); Pierantonio Pavanello, obispo de Adria-Rovigo (Italia) y Egidio Miragoli, obispo de Mondovì (Italia).

Estos nombramientos se realizan por un periodo de cinco años.

Otros datos de interés

Además de su responsabilidad en la Curia Romana, Mons. Celso Morga ha desarrollado una intensa labor pastoral en diversas parroquias de la capital italiana, entre ellas la parroquia de los Santos Protomártires Romanos. Es autor de algunos libros de teología espiritual y ha publicado varios trabajos sobre la vida y el ministerio de los sacerdotes, en L’Osservatore Romano y otras revistas.

El 8 de octubre de 2014 se hacía público su nombramiento como arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz. Tomo posesión el 15 de noviembre de 2014. Es arzobispo titular de este sede desde el 21 de mayo de 2015, fecha en la que el papa Francisco aceptó la renuncia presentada por Mons. Santiago García Aracil. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios desde marzo de 2020. Además pertenece a la Comisión Permanente de la CEE.

Fue miembro, de 2014 al 2017, de la Comisión Permanente en representación de la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz. Además de miembro de la Comisión Episcopal del Clero desde la Asamblea Plenaria de marzo de 2017.



Religión