Mario Iceta felicita a los jóvenes de la PEJ: "Rejuvenecéis a la Iglesia pero también a la sociedad"

El arzobispo de Burgos destaca "el respeto" con el que los particpantes del encuentro están "en todas partes": "Me impacta vuestra reflexión y vuestra oración"

Tiempo de lectura: 2’

Las catequesis continúan en Santiago de Compostela, donde los jóvenes de la PEJ asisten este viernes, 5 de agosto, en las iglesias de la ciudad compostelana.

"Lo que más me impacta es esta convocatoria tan numerosa, la alegría de los jóvenes y su entrega después de un largo camino", ha expresado el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, que ha congregado a numerosos jóvenes durante su alocución en la Iglesia de San Fernando.


El respeto de los jóvenes

Son días muy intensos, ha revelado a ECCLESIA, “de mucho disfrutar pero poco dormir, y me impacta realmente esa fuerza e ilusión por la oración, la reflexión y el respeto con el que están en todas partes", ha expresado refiriéndose a los jóvenes participantes en la PEJ.

Este encuentro "es una experiencia que rejuvenece a la Iglesia pero también a la sociedad, porque es un fermento nuevo y lleno de esperanza", ha expresado visiblemente emocionado por el ambiente que se está viviendo estos días en Santiago.

Respecto a la labor de los obispos y su acompañamiento, ha destacado que "si no estamos con los jóvenes, con el Pueblo de Dios nuestro ministerio no tiene sentido, tenemos que decicarles el mejor de nuestro tiempo".

ctv-so0-whatsapp-image-2022-08-05-at-114119-am-1


Los jóvenes tienen sed

"Yo me doy cuenta de que los jóvenes tienen hambre y sed, y necesitan del Dios que se hace presente", ha matizado. Por eso, "ellos agradecen de corazón que estemos a su lado".

Los encuentros de este tipo, también las Jornadas Munidales de la Juventud, "son elementos que nos ayudan a impulsar la pastoral. Son días de gracia que hay que aterrizar en lo cotideano, aunque son experiencias que marcan el corazón". El prelado no ha querido dejar de agradecer a la ciudad de Santiago de Compostela por "la acogida y el cariño" que les están mostrando estos días.

ctv-1hm-burgos

La catequesis del arzobispo de Burgos, Mario Iceta

“En este momento estamos viviendo la guerra en Ucrania y hay más de 20 guerras vivas en el mundo, gente que muere de hambre y las desigualdades son cada vez más amplias. Sigue habiendo una gran violencia en las familias y en la sociedad. Esa ansia de eternidad muchas personas la anestesian con dependencias, esclavitudes de alcohol, drogas…”, ha empezado diciendo el arzobispo de Burgos en su catequesis.

“Alguien tiene que cambiarnos el corazón y abrirnos una puerta a la esperanza. El hombre no sabe ni tiene capacidad para hacerlo, y por ese ese "alguien" tiene que ser Dios”, ha subrayado Mario Iceta.

El arzobispo de Burgos ha reflexionado además sobre la Parábola del Buen Samaritano: “¿Qué tenemos que hacer para tener la Vida Eterna? Hoy la gente se conforma con sobrevivir, pero nuestro corazón está hecho para vivir […] cuando nos bajamos de Dios no lo reconocemos en el otro”.

Mario Iceta se centró en seis verbos que aparecen en la parábola: acercarse, verle, compadecerse, esperar, curar, cargar, llevar: “Esta parábola es la historia de tu salvación, a veces nos encontramos tirados y el Señor nos viene a ayudar en los encuentros, nos viene a curar, nos viene a llevar a una gran familia que se llama Iglesia, con unos amigos como los sacerdotes que están disponibles 365 días al año”.

Religión