La Iglesia, de la mano de los más necesitados: más de 4 millones de personas atendidas en 2020

Sigue en TRECE la Gala de la Memoria de la Iglesia, cuyas cifras revelan que siempre ha estado presente para brindar toda su ayuda, especialmente durante la pandemia de covid

Tiempo de lectura: 2’

La Iglesia siempre ha estado presente para brindar toda su ayuda a los más necesitados, especialmente durante la pandemia de covid. Con la declaración del estado de alarma en marzo del año 2020 y prácticamente toda la actividad parada a causa de la covid-19 durante varios meses, la Iglesia siempre se mostró dispuesta a atender las necesidades que surgieron a raíz de la misma. Diócesis, congregaciones religiosas, parroquias e incluso grupos de laicos pusieron en marcha hasta 680 proyectos para poder atender a las necesidades que surgieron en cada momento y lugar, adaptando también las actividades a esta situación excepcional.

Así lo explica la memoria de Actividades de la Iglesia, que se presentó a la sociedad en una Gala el 12 de mayo que será retransmitida por TRECE este sábado 14 a partir de las 12 horas.

En el campo asistencial, la Iglesia puso en marcha un total de 359 acciones con fondos de emergencia y solidaridad para poder atender a familias, inmigrantes, ancianos, enfermos, trabajadores afectados por un ERTE. Además se pusieron a disposición de todos estos afectados distintos canales telefónicos de atención psicológica y se cedieron diversos espacios a las autoridades civiles o la UME, entre otros grupos, para poder atender a los más necesitados.

En el ámbito pastoral y de acompañamiento, la Iglesia puso en marcha 175 iniciativas para poder mantener la catequesis en los hogares durante el confinamiento, atender espiritualmente y acompañar a las personas que sufrían a través de nuevos canales. Además, se pusieron en marcha las celebraciones a través de Internet.

En el ámbito sanitario se desarrollaron un total de 89 proyectos, para los cuales se cedieron distintos espacios para la asistencia sanitaria, la compra de material sanitario, y el establecimiento de asistencias 24 horas de capellanes hospitalarios y sacerdotes.

Independientemente de la situación que generó la pandemia de covid-19 y de todos los proyectos que surgieron a raíz del confinamiento, no podemos obviar que la Iglesia ha continuado con su labor social y asistencial. Las diócesis, parroquias y otras instituciones eclesiales siguen en su camino para atender y no dejar desprotegidos a los más necesitados. De hecho, solo en el año 2020, un total de 4.030.871 de personas fueron acompañadas y atendidas en alguno de los 9.222 centros de la Iglesia.


Religión