La Conferencia Episcopal Española asegura que "el diálogo con el gobierno está abierto, no está roto"

El cardenal Juan José Omella desvela en Roma que la próxima semana se reunirá con el ministro de Presidencia, Félix Bolaños

Tiempo de lectura: 2’

El cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, aseguró en la rueda de prensa final de la visita ad limina, que la Conferencia Episcopal Española continúa con los contactos con el Gobierno, tema que se acaba de tratar en la Secretaría de Estado. “El diálogo está abierto, no está roto”, recalcó anunciando que “la semana que viene tengo entrevista con el ministerio”, en concreto con el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

“La Secretaría de Estado propicia este diálogo”, señaló Omella. “En los temas del bien común, coincidimos mucho. En los temas de la moral, no siempre coincidimos. En el respeto y la firmeza, cada uno tiene que aportar su forma de ver”.

“Vivimos en una sociedad polarizada, y es bueno que quien gobierna sepa escuchar a unos y a otros, y juntos busquemos lo que corresponde mejor al bien común”, concluyó el cardenal, quien insistió en que “con el Gobierno favorecemos el diálogo, y la CEE también”.

Distintas sensibilidades

El cardenal aseguró ante los medios de comunicación afincados en Roma que en la relación con el Gobierno se coincide en los temas de bien común, aunque no siempre en todo aquello que afecta a la moral. "Estamos poralizados, mientras tú no mandas, te aguantas. Por eso es bueno que sepamos escucharnos unos a otros y que busquemos lo que corresponde al bien común", indicó.

Para terminar el presidente de la CEE, expresó que entre los temas está el de "la enseñanza, el trabajo, la inmigración… el paso por aquí de la Iglesia en España permite aunar las sesibilidades distintas, eso es la sinodalidad que busca el bien común".

Sobre el encuentro con el Santo Padre, ha resaltado que “hemos podido hablar con el Papa más de dos horas, donde hemos hablado con cercanía pero también con profundidad, para seguir trabajando por la Iglesia y por la sociedad”.

“Cercanía, libertad y diálogo” con el Papa

Omella ha destacado “el refuerzo de la fraternidad durante estos días, que se ha hecho también palpable en la reunión con el Santo Padre”, ha expresado.

En este encuentro, «hemos hablado de las dificultades que tiene evangelizar, que las tiene y que siempre las ha tenido porque nunca ha sido fácil, pero nos hemos sentido reforzados para seguir trabajando en ello».

Por su parte el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha subrayado que “nunca antes en ninguna visita ad limina, y ya van tres, he sentido tanta sintonía como en esta”.

“Hemos dialogado sobre el trabajo que tenemos que hacer como Iglesia para que los hombres de hoy se abran y crean en Dios. Hemos presentado nuestras mismas preocupaciones pero con las mismas esperanzas”. De igual modo, Cañizares ha destacado “la cercanía, la ternura y la paternidad del Papa. Es un padre, pero es también un hermano”.
Religión