Cáritas Madrid triplica sus ayudas durante el 2020 y atiende a cerca de 140.000 personas

Coincidiendo con el Día de Caridad, el director de Cáritas Diocesana ha presentado la Memoria Institucional 2020 y ha hecho un balance de lo que ha sido el año de pandemia

Tiempo de lectura: 3’

Coincidiendo con el Día de Caridad, este 3 de junio, Cáritas Madrid ha presentado la Memoria Institucional 2020 y ha hecho un balance de lo que ha sido este año de pandemia en el que las peticiones de ayuda se triplicaron y las donaciones aumentaron un 71%.

En Cáritas Diocesana de Madrid atendieron en el año 2020 a 139.157 personas, sin contar las ayudas urgentes entregadas en situación de emergencia durante los primeros meses del estado de alarma. Durante los primeros meses de la pandemia, las peticiones de ayuda a Cáritas Madrid se triplicaron y más del 85% de estas solicitudes fueron para las necesidades sociales, principalmente alimentos, suministros, gastos de vivienda y medicinas.


Cáritas Madrid triplica sus ayudas durante el 2020 y atiende a cerca de 140.000 personas


Más de 3.000 nuevas personas voluntarias

Crecieron también las atenciones a familias y acompañamientos. Y es que se triplicó el número de familias atendidas que acudían por primera vez a Cáritas Madrid, y más de 3.000 nuevas personas voluntarias se ofrecieron para ayudar en esos meses de confinamiento.

“Ha sido un año muy duro para todos, pero, en especial, para las personas más vulnerables. La crisis sanitaria ha traído consecuencias económicas y sociales que han golpeado de manera especial a quienes peor lo estaban pasando. En este tiempo hemos visto crecer la pobreza y el sufrimiento, aunque también la solidaridad ha brotado de manera generosa en estos meses de dificultad”, así lo ha destacado el director de Cáritas Diocesana, Luis Hernández Vozmediano.



video

ctv-p3v-caritas-madrid


"Estamos en una situación social más grave que antes de la pandemia"

“El 2020 ha sido un año de limitaciones, indicaciones y recortes a los que Cáritas Madrid nos hemos adaptado dando respuesta a las nuevas situaciones de emergencias, pero sin olvidarnos de nuestra esencia: la acogida y acompañamiento a las personas más vulnerables y el apoyo estructural a las familias, lo que pasa por garantizar una vivienda y empleo dignos, entre otras medidas. Hoy por hoy estamos en una situación social más grave que antes de la pandemia” ha afirmado el director de Cáritas Diocesana de Madrid.

A continuación, Víctor Rodríguez, responsable del Observatorio de la Realidad de Cáritas Madrid, ha dado algunos números de la Memoria Institucional 2020: 455 Cáritas parroquiales, 21 obras sociales, 299 proyectos, 82 servicios y 9.635 personas voluntarias. Se han compartido 22.874 ayudas económicas a personas y familias, lo que significa un aumento del 56% respecto del año anterior, sin incluir ayudas en especie y ayudas con fondos de las parroquias. De estas ayudas, el 38% se ha destinado a alimentación e higiene, el 30% a suministros y alojamiento y el 32% para otras necesidades.



Nuevos proyectos, para ofrecer respuestas a las necesidades de urgencia

Asimismo, las donaciones recibidas se han incrementado en un 71%, y el número de donantes en un 65%, lo que ha permitido seguir acompañando durante todo el año a las familias más golpeadas por la crisis.

Además, en este escenario social tan complicado, se pusieron en marcha nuevos proyectos que pudieran ofrecer respuesta a las necesidades de urgencia que se nos presentaban cada día: microcréditos solidarios; pisos para mujeres jóvenes; entrega de menús a domicilio; alojamiento de emergencia para personas sin hogar en la sierra; centro de distribución de alimentos en Alcobendas.



"No nos olvidemos de lo que hemos vivido"

“Ahora que la vacunación avanza y que aumenta el número de personas protegidas, me gustaría pediros que no nos olvidemos de lo que hemos vivido y, sobre todo, de que muchos de nuestros hermanos siguen sufriendo las consecuencias de esta tremenda crisis social”, nos dice Luis Hernández Vozmediano, director de Cáritas Madrid.

Asimismo, se ha recordado que desde la red de Cáritas Diocesana de Madrid, se han atendido necesidades básicas de las personas y familias, pero también han encontrado y han abordado otras problemáticas relacionadas con el empleo, la vivienda y otras situaciones derivadas de la pandemia.

“Esa es nuestra esencia que seguiremos manteniendo, ya que no podemos olvidar que hoy por hoy, a pesar de que las ayudas para alimentación en lo que va de año se han reducido del 38% al 25%, estamos en general en una situación social más grave que antes de la pandemia”


Religión