El Card. Omella reza por las víctimas de la estampida durante un festival religioso judío en Israel

Al menos 44 personas han muerto y más de 100 han resultado heridas en la noche de este jueves durante la fiesta religiosa judía de Lag Baomer

Tiempo de lectura: 2’

El Card. Omella, presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha enviado un mensaje a través de su perfil Twittertras la estampida que ocurrió en la noche de este jueves durante la fiesta religiosa judía de Lag Baomer, en Mount Meron, en el norte de Israel.

“Al menos 44 muertos y decenas de heridos tras una estampida durante una festividad religiosa en Israel. Mi solidaridad con las víctimas y sus familias. Rezo por todos ellos” ha dicho el card. Omella en Twitter.





La estampida durante la fiesta religiosa judía

Al menos 44 personas han muerto y más de 100 han resultado heridas en la noche de este jueves en una estampida en la fiesta religiosa judía de Lag Baomer, en Mount Meron, en el norte de Israel. El servicio de rescate Magen David Adom (MDA) ha indicado que además de los 38 fallecidos, alrededor de 65 personas se encuentran heridas, seis en estado crítico y una veintena en estado grave, según recoge The Times of Israel.

El MDA ha trasladado al lugar seis helicópteros y decenas de ambulancias para evacuar a los afectados a hospitales de Jerusalén, Safed y Nahariya, entre otros.

Si bien los informes iniciales han indicado que un expositor se habría derrumbado en uno de los conciertos, en el que participaban unas 100.000 personas, el servicio de rescate ha indicado que la tragedia se ha producido por una aglomeración y un "severo hacinamiento".

Por su parte, el Ejército de Israel, que envió a su equipo de rescate, ha señalado que el incidente se ha producido por el derrumbe de un techo.

Miles de personas habían estado celebrando la festividad judía de Lag Baomer en la ciudad de Meron, y videos anteriores en las redes sociales han mostrado a personas cantando, bailando y saltando. Se trata del evento más grande celebrado en el país desde que estalló la pandemia. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha calificado el incidente de "desastre terrible".



Religión