El Ayuntamiento de Burgos desmiente que las nuevas puertas de la Catedral sean financiadas con dinero público

La Archidiócesis afirma que las nuevas puertas del templo creadas por el prestigioso artista Antonio López, serán una realidad gracias al mecenazgo

Tiempo de lectura: 2’

Tres puertas de bronce, que representarán Dios Padre, la Virgen María y el Niño Jesús, respectivamente, sustituirán a las actuales puertas de la fachada principal de la Catedral de Burgos, que se encuentran en mal estado. La Archidiócesis ha mostrado su intención de que sea la mayor aportación al templo de los últimos dos siglos, y cual mejor momento que este, en el que se conmemora el VIII Centenario de la catedral. La apuesta por el arte contemporáneo es lo que define la propuesta firmada por el prestigioso artista Antonio López.

Pero no siempre llueve agusto de todos, y en los últimos días una campaña de difamación afirma que las nuevas puertas se financian con dinero público. Unas afirmaciones que no se ajustan a la realidad. El propio alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa Villahoz, lo ha desmentido dejando constancia de ello por escrito al sr. Vicario General, porque “lo cierto y real es que el Ayuntamiento no aporta ninguna cantidad económica al posible cambio de las puertas de la Catedral de Burgos”.

Como siempre se ha defendido desde la Archidiócesis, la renovación de la portada será una realidad gracias al mecenazgo, que "siempre ha estado del lado del arte y de la cultura, que perdura y genera valor incalculable a lo largo de los siglos".

El proceso de renovación para instalar las nuevas puertas creadas por Antonio López ha seguido todos los cauces establecidos para una modificación de este tipo en cualquier monumento Patrimonio de la Humanidad. Se ha aportado la documentación necesaria a todas las instancias pertinentes y en los plazos requeridos, con absoluta transparencia. Además, argumentan que no es la primera vez que Icomos elabora un informe desfavorable sobre proyectos que afectan al patrimonio cultural y que, sin embargo, finalmente han visto la luz. Se trata de una valoración que el Cabildo respeta, pero no es vinculante.

Hoy en día, nadie entendería el museo del Louvre sin las pirámides ni el Parlamento alemán sin la cúpula de cristal. A lo largo de los siglos, las catedrales son los monumentos más abiertos y populares. Burgos 2021 es la oportunidad para conectar la ciudad al futuro y para hacer historia a través de unas nuevas puertas, necesarias para la Catedral, que serán símbolo de unión y un legado para las futuras generaciones.

Religión