La ayuda del "Granero de José", el proyecto del Arzobispado Castrense: "Nos está mostrando la dura realidad"

COPE.es ha hablado con Padre Benito, capellán de la Diócesis Castrense, y nos ha contado como surgió la idea del Fondo de Emergencia "El Granero de José"

Tiempo de lectura: 2’

Durante los meses de pandemia las diócesis españolas se han comprometido para ayudar a los más necesitados a través de varios proyectos, la mayoría relacionados con el problema alimentario, el de la vivienda o el tema sanitario.

En COPE.es hemos podido hablar con Padre Benito, capellán del Arzobispado Castrense, que nos ha contado, entre muchas cosas, como ha nacido la idea del proyecto “El Granero de José”. El capellán colabora además con Cáritas Castrense que gestiona este proyecto con el que han conseguido ayudar a más de 100 personas en toda la geografía española.​

“Cuando saltó el estado de alarma nos hemos sentado varias veces con el Arzobispo, Don Juan del Río, para ver que podíamos hacer. Siempre teníamos con nosotros el lema #LaCaridadNoCierra y ayudábamos a los más necesitados con la entrega de alimentos y medicación. Teníamos también el proyecto Cerca de ti que surgió también en nuestra Cáritas donde se atendían las necesidades básicas de todas las personas acogidas o de nuevas solicitudes”.

La figura de José y del granero

Les quedaba, nos dice Benito, "ese sabor de boca de que noestábamosllegando a todo". “Surgió entonces en una conversación la figura de José y del Génesis y de como se preveía la recolección de ese granero de trigo en los años abundantes para suplir los años de necesidad que veían y tener el trigo en reserva”.

A partir de ese momento nació el proyecto "El Granero de José". Se inició una recaudación de los capellanes castrenses y una aportación del Arzobispo y después se abrió a todos los fieles. “Hemos recaudado entorno a 64.000 euros y el Arzobispo Castrense, Don Juan del Río, tenía 4 pilares básico donde quería actuar: el pilar de la alimentación, de la educación, de la medicina y el de la vivienda” nos cuenta Padre Benito.

"Estas han sido las cuatro líneas de acción de la aplicación de los fondos recaudados. Actualmente hemos servido a 122 personas repartidas por toda la geografía española: ayudas en Ceuta, Cádiz, Madrid y Barcelona" añade el capellán del Arzobispado Castrense.

Una brecha tecnológica que impide empezar el nuevo curso escolar

El contacto entre el necesitado y el Granero de José pasa siempre por algún capellán o persona cercana a Cáritas. “No es necesario que una base o un acuartelamiento del Arzobispado Castrense tenga instaurada una Cáritas​ parroquial, se puede acceder de igual manera contactando cualquier persona cercana al mundo Caritas” subraya Benito. Esta ayuda va para todos aquellos que lo necesitan, solamente hay que contactar el capellán de zona para empezar la ayuda.

"Ha sido verdaderamente un proyecto muy interesante también sobre como aplicar los fondos que teníamos" añade Benito. "Nos está mostrando la realidad de estos momentos tan difíciles y el perfil del necesitado, por desgracia, es el de todas las familias de España: uno de los miembros trabajando y el otro en paro, en ERTE, o sin trabajo" nos dice el capellán.

En estas últimas semanas el "Granero de San José" ha concentrado también su ayuda en el inicio del curso escolar. "Estamos invirtiendo bastantes fondos en las nuevas tecnologías, en la conexión a Internet" nos cuenta Benito que, además, se ha dado cuenta de que "hay muchísimas familias que no tienen la posibilidad de acceder a estos soportes informáticos y si desde los colegios se requieren estos soportes para poder asistir a clases y para llevar a cabo un perfil educativo alto necesitan esta ayuda por parte de nosotros".

Religión