La acción social de Cáritas Diocesana de Burgos: un proyecto para personas sin hogar

La organización perteneciente a la Iglesia ofrece a la persona un hogar estable y un acompañamiento integral, minimizando de ese modo los daños físicos y psicológicos

Tiempo de lectura: 2’

El proyecto de Personas sin Hogar de Cáritas Diocesana de Burgos consiste en el acompañamiento para que las personas que viven en la calle logren salir de ella. En el programa participan 39 personas: 18 participantes en situación de sin hogar, con diferentes realidades y situaciones, 20 voluntarios y 1 técnico contratado.

Cáritas Burgos acompaña a las personas que se encuentran en situación de calle, muchas veces con un largo recorrido de intervención. "Apostamos por la persona, sin muchas exigencias, adaptándonos a su situación", explican. Por otra parte, también realizan un seguimiento personalizado para integrar a la persona en un entorno estable, agradable, más comunitario, pudiendo desarrollar su derecho básico de pertenencia.

El objetivo de este proyecto es ofrecer a la persona un hogar estable y un acompañamiento integral, minimizando de ese modo los daños físicos y psicológicos, que a menudo, llevan asociados a la permanencia en la calle, pudiendo realizar un proceso de inclusión que le permita llevar una vida digna y más segura.

La organización perteneciente a la Iglesia católica valora el estado de los participantes (físico, psicológico y emocional) para establecer un plan de acompañamiento individual. También, trabajan unas nociones y habilidades básicas (sociales, comunicativas, de relación, de salud, actividades de la vida diaria…).

Por una parte, tratan de recuperar y/o fomentar las relaciones sociales sanas y saludables que permitan una vida social en la comunidad. Y, por otra generan espacios de ocio y tiempo libre, también de una manera alternativa y creativa.

ctv-88a-caritas-burgos

La emoción de Cáritas en el proyecto

Desde 2013 acompañan a personas sin hogar, y tres años después comenzaron a contar con la subvención del IRPF (a través de las casilla de Fines Sociales de la Renta), que ha permitido dar más cobertura al proyecto.

Con mucha intensidad y mucho tiempo han conseguido resultados muy esperanzadores. Sobre todo han logrado que se minimicen muchos daños personales, psicológicos, de salud, de autoestima que una vez superados contribuyen a desarrollar una vida digna y autónoma.

Religión