Carlos López Segovia: “Hemos puesto encima de la mesa un millar de registros que no nos pertenecen”

El vicesecretario de Asuntos Generales de la CEE explica que la Iglesia ha estudiado cada caso junto con las diócesis en un minucioso trabajo

Tiempo de lectura: 2’

Tras el encuentro celebrado este 24 de enero entre el presidente del Gobierno Padro Sánchez y el presidente de la CEE, el cardenal Juan José Omella, han sido muchos los titulares de los medios de comunicación que han hablado de las cifras de los bienes inmatriculados por la Iglesia.

Tal y como ha explicado el vicesecretario de Asuntos Generales de la CEE, Carlos López Segovia, en su intervención en el programa TRECE AL DÍA, “se ha repasado el trabajo que la CEE ha presentado y en el que se desglosa el trabajo hecho por las diócesis que ha revisado caso por caso, y uno a uno los bienes inmatriculados por la Iglesia”. Inmatricluar, “que no es nada más que registrar una propiedad, ha explicado el vicesecretario, “con la salvedad de que al ser la propia Iglesia más antigua que el Estado, poseía bienes centenarios que a lo largo de los siglos no habían sido registrados”.

ctv-srm-trece aldia 2



"Inmatricular no es un mecanismo de adquisición de la propiedad"

Hasta el año 1998 "todos los bienes que estaban dedicados al culto no podían acceder al registro por la Ley Hipotecaria". Es precisamente a partir del propio año 1998 cuando se empiezan a inscribir hasta el año 2015. En este año se eliminó esta forma de certificación. “El proceso de inmatriculación por certificación no es, en ningún caso, un mecanismo de adquisición de la propiedad de un bien. El acto de registrar no concede la propiedad simplemente la registra”.

Cerca de un millar de los 35.000 registrados

En definitiva, al repasar la lista de los bienes inmatriculados, más de 35.000, la Iglesia observa que hay cerca de un millar de incidencias, “algunas muy variopintas, que hemos puesto encima de la mesa porque son bienes que no son nuestros”, ha subrayado Carlos López. “Por ejemplo son fincas debajo de pantanos, bienes pertenecientes a otras entidades religiosas o incluso algunos duplicados. Incidencias que queremos que se resuelvan porque lo que queremos es que en el Registro lo que aparezca sea realmente de nuestra propiedad”, ha matiado el sacerdote.

ctv-ine-lopez segovia 1


No obstante, para concluir, el vicesecretario de la CEE ha recordado que la Iglesia trabaja e invierte en este patrimonio, “para su mantenimiento, uso diario y disfrute de todos los católicos que participan del mismo mientras seguimos trabajando por el Evangelio”.


Religión