La última acción de Kobe Bryant y su hija antes de morir que ha sorprendido al mundo

Tres horas antes de coger el helicóptero que se estrellaría más tarde, Kobe Bryant realizó un acto fundamental

La última acción de Kobe Bryant y su hija antes de morir que ha sorprendido al mundo

 

Javier González
Javier González

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:03

Sus 1,98 cm de altura, su imponente fisionomía musculada que tumbaba rivales tan grandes como los que tienen contrato en la NBA o sus numerosos éxitos, no impiden a Kobe Bryant que también tenga que madrugar. Son las 6 de la mañana en Los Ángeles, tiene 41 años y probablemente meta prisa a su hija de 13 años Gianna, porque llegan tarde a su cita. Y es importante.

Es domingo por la mañana y tienen que viajar la Academia Mamba, una escuela de Basket para formar y ayudar a crecer a miles de niños en Los Ángeles. El helicóptero que les llevará, sale dentro de unas horas y su hija sigue vistiéndose. Queda todavía mucho tiempo, podría pensar Gianna, pero antes del viaje -en el que Kobe acepta con respeto el acuerdo con su mujer Vanessa de no viajar nunca juntos en helicóptero (por lo que pudiera pasar)- tienen algo muy importante que hacer.

Por eso han madrugado tanto. Por eso tiene sentido ese proyecto de 'Mamba Academy', en el que tanto esfuerzo ha puesto tras su retirada de las canchas donde le aclamaban como a un dios. Y es que, antes de viajar, tiene que ir a visitar al verdadero Dios. Kobe y Gianna cogen un coche y se dirigen hacia la Catedral de Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, situada en la playa de Newport.

El último acto de Kobe Bryant

Pocos minutos antes de las 7 de la mañana, Kobe y su hija entraban por la puerta del templo. Y según han confirmado fuentes de la iglesia católica a Daily Mail, comulgaron unos minutos más tarde. Tras esto, una de las superestrellas más importantes que ha dado la historia del Baloncesto, se montaba en un helicóptero con su hija, su piloto habitual y otras seis personas. Minutos más tarde, el transporte se estrellaba y se llevaba la vida de todos los tripulantes.

El último tuit de uno de los más grandes de la historia de la NBA, se lo dedicó a la también estrella del Basket y "su hermano" Lebron James, pidiéndole que siguiera adelante. Su último post en Instagram también se lo dedicaba a su gran amigo y también jugador de Los Ángeles Lakers. Pero lo último que hizo el rey de los reyes de este deporte, un hombre que ganó milllones y millones, que batió todos los récords posibles... fue asistir a la celebración de la misa.


 


La fe que le salvó la vida

¿Qué querrías hacer tú antes de morir? La fe católica de Kobe Bryant no ha pasado desapercibida tras su fallecimiento. La superestrella solo tuvo una esposa, su mujer Vanessa, con la que ha tenido cuatro hijas y también -probablemente- multitud de crisis. Él mismo reconocía en la revista GQ que su matrimonio "no es perfecto".

Y lo hizo hablando sobre una de las crisis más importantes de su vida: una acusación por violación por parte de una mujer, y la posterior petición de divorcio por parte de su esposa. Sorprendentemente, lo que en estos casos suele terminar en una dramática ruptura inminente, Kobe y su mujer sorprendieron al mundo con el anuncio de su reconciliación.

Soy católico, fui criado católico, mis hijas son católicas

Y tuvo la culpa -en parte- un sacerdote: “Lo único que realmente me ayudó durante ese proceso –soy católico, fui criado católico, mis hijas son católicas– fue hablar con un sacerdote. De hecho fue algo gracioso: él me mira y dice ‘¿lo hiciste?’. Y yo digo ‘por supuesto que no’. Entonces me pregunta ‘¿tienes un buen abogado?’. Y yo estoy como que ‘uh, sí, él es fenomenal’. Así que entonces él dijo ‘déjalo ir. Sigue adelante. Dios no te va a dar nada que no puedas manejar, y está en sus manos ahora. Esto es algo que no puedes controlar. Así que déjalo ir’. Y ese fue un punto de inflexión”, dijo Bryant.

Después de aquello, no ha dejado de agradecer públicamente la relación que ha tenido con Vanessa. Siempre han aparecido juntos y Kobe Bryant, no paraba de aparecer junto a su mujer y sus hijas en todas partes. Celebrando cada aniversario como si fuera el primero -o el último-, compartiéndolo con todos sus seguidores en sus redes sociales.

Un ejemplo en el fondo de lo que es la vida: la vida tiene gozo y éxitos si te lo propones y trabajas duro. La vida tiene verdaderas preciosidades como su mujer y sus hijas, y la vida tiene también crisis, en las que hay que luchar y pelear por aquello que uno ama de verdad. Y la vida también termina, y qué casualidad, que te permitan saludar a tu Padre, incluso antes de encontrarte con Él.

 


 


 

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar