Boletín

La surrealista batalla entre unas monjas y la cantante Katy Perry por un convento

La famosa cantante Katy Perry, la Archidiócesis de Los Ángeles y unas monjas llevan ocho años en una batalla legal por un convento

La surrealista batalla entre unas monjas y la cantante Katy Perry por un convento

 

Julia López

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:25

“Katy Perry tiene la manos manchadas de sangre”, son las duras declaraciones de la hermana Rita Callanan, una de las monjas que lleva ocho años -cuatro de ellos con juicio de por medio-, enfrentada con la famosa cantante por un convento en Los Ángeles (California).

Estas sorprendentes declaraciones se han producido tras la muerte en pleno juicio de una de las monjas del Inmaculado Corazón de María, Rose Holzman, de 89 años, otra de las hermanas que se rebeló contra la artista por intentar comprar su convento. La artista californiana de 34 años es una de las cantantes más reconocidas a nivel mundial con canciones como 'Dark Horse' o 'Fireworks'. 

Por favor Katy Perry, para ya. Esto no hace bien a nadie y está hiriendo a muchas personas”, expresó Holzman en su última visita a los tribunales. La controvertida compositora pretende comprar el hogar de estas religiosas para construir un hotel.

ctv-klh-convento

Larga batalla legal

La batalla por la casa de las monjas comenzó en 2011. Todo porque la Archidiócesis de Los Ángeles llegó a un acuerdo con la cantante Katy Perry para que esta comprara la propiedad de la que se había encaprichado por 14.5 millones de dólares -con la intención de construir un hotel de lujo-.

Sin embargo, las monjas que allí habitaban se negaron, a pesar de que tres se mostraron a favor de la venta y dos no accedieron por considerar que iba en contra de sus votos -precisamente fueron Rose Holzman y Rita Callanan-.

Por favor Katy Perry, para ya. Esto no hace bien a nadie y está hiriendo a muchas personas”

Un tribunal californiano invalidó la compra de Perry en 2016. Y aunque parecía que la millonaria cantante se había olvidado del convento de tres hectáreas a las afueras de la ciudad angelina, ahora es la Archidiócesis la que ha retirado su apoyo a las monjas después de casi diez años de enfrentamientos legales (cuando había sido el organismo en diversas ocasiones el que había frenado la venta).

La monja de 81 años aseguró que precisamente Perry no es alguien de su devoción. “La verdad es que no me gusta Katy Perry y estoy segura de que yo no le gusto a ella”.

ctv-j8j-katy-perry-sad-1920x1080-wallpaper-1094

De momento, Rita Callahan continuará defendiendo su postura. “Yo intento luchar, pero no sé durante cuánto tiempo voy a poder hacerlo”. Veremos en qué queda esta surrealista batalla legal entre una de las cantantes más famosas del mundo... y una monja.

“La verdad es que no me gusta Katy Perry y estoy segura de que yo no le gusto a ella”.

 

Lo más