Sor Elsa, la monja viral que corre delante de los toros en los encierros de su pueblo

Sor Elsa se ha hecho viral en un vídeo en el que aparece con su hábito de monja corriendo delante de los toros de los encierros de su pueblo

Sor Elsa, la monja viral que corre delante de los toros en los encierros de su pueblo

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:43

Se llama Elsa Bermejo, tiene 53 años y es de Igea, un pueblo de La Rioja. Hace 18 años, decidió entregar su vida a Dios y es monja Dominica Contemplativa de la Orden de Predicadores. Actualmente vive en el monasterio de Santa Catalina de Alcalá de Henares y no se pierde los encierros de su pueblo.

Asegura que su afición por correr delante de los toros le "supera, puede conmigo". Antes de ser monja, Sor Elsa ya era una habitual en las fiestas de su pueblo y en 2018 tuvo unos días libres, visitó a su padre en el pueblo y no se olvidó de los encierros.

La escena de una monja corriendo con una vara en unos encierros era perfecta para que recorriera las redes sociales de toda España. Por eso su historia se ha hecho viral y ya es conocida como 'Sor Encierro'.

Ya ha salido en la televisión y en diferentes medios de comunicación, en el periódico 'HuffingtonPost' asegura que correr en San Fermín  "es mucho" pero no se pierde ni un solo encierro.

Una monja alegre

En una entrevista que ha concedido a Vida Nueva asegura que “en el pueblo lo han recibido muy bien, me han aplaudido muchísimo, y en el convento lo entienden porque son mis raíces, mis costumbres. A lo mejor fuera de La Rioja, salvo en regiones que sean más taurinas, no se entiende mucho, pero desde pequeños es lo que vivimos, llevamos en la sangre los encierros”.

En la entrevista añade que “quiero romper un poco las etiquetas que se nos ponen a las monjas de que somos muy serias, que no estamos con la gente, que estamos como aisladas". De hecho afirma que “soy muy alegre y muy comunicativa, me gusta mucho estar con la gente, y parece que por eso soy una monja atípica, pero no es cierto, son estereotipos, las etiquetas que se nos colocan”.

Lo más