Sor Cristina, la monja que ganó 'La Voz', hace la profesión perpetua

Sor Cristina ganó en La Voz Italia y se hizo viral en el mundo entero, ahora hace la profesión perpetua con las Ursulinas

Sor Cristina, la monja que ganó La Voz, hace la profesión perpetua

XPOSUREPHOTOS.COM

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:30

Sor Cristina causó sensación en Italia -y en el mundo entero- en el año 2014, cuando arrasó en el concurso musical de 'La Voz' en Italia. Su voz y su carisma conectaron con la gente y su historia se hizo viral. Ahora la monja cantante, ha profesado los votos perpetuos.

El pasado 8 de septiembre Sor Cristina ha hecho sus promesas a perpetuas con la congregación a la que pertenece: las Ursulinas de la Sagrada Familia. La monja que cautivó con sus canciones al público, se entregó a Dios de nuevo en la Basílica de San Ambrosio en Milán.

Sor Cristina dejó un mensaje en la web del arzobispado de Milán tras el importante acontecimiento: “Solo es necesario tener el coraje de lanzarse ciegamente a sus manos y dejarlo hacer a Él lo demás sin preocuparnos por el mañana. Él ciertamente nunca nos dejará solos. No dejen nunca de soñar y de confiarle sus sueños a Él. ¡Solo Jesús es capaz de hacer cosas grandiosas con nuestras pequeñas vidas!”.

La conversión de Cristina

Cristina, como es lógico, no siempre fue monja. Cuando estaba estudiando la carrera tenía novio y soñaba con tener una gran carrera musical y triunfar en la televisión. Pero Dios tenía otros planes para ella.

La Providencia quiso que la escogieran para protagonizar un musical sobre la vida de la fundadora de las Ursulinas, sor Rosa Roccuzzo. Este papel hizo que Cristina se replanteara la vida, y poco después entró en el noviciado de las Ursulinas en Brasil.

Pope General Audience - Vatican City

December 10, 2014: Pope Francis meets Sister Cristina during the general audience in St. Peter's Square in the Vatican.MASSIMILIANO MIGLIORATO

 Ahora, su testimonio de fe, de naturalidad y de dotes artísticas, son un ejemplo para muchas personas. Y mientras tanto, ella continúa con su vida de entrega a Dios.

Lo más