El policía que perdió las piernas en la guerra: "Dios mío, perdono a los que me hicieron esto"

José Fernando saltó por los aires por una mina antipersona en la guerrra de Colombia en noviembre. Al despertarse, aseguró que perdonaba a sus agresores

José Fernando y Hulk - imagen de Héctor Fabio Zamora/EL TIEMPO - y el abrazo con Iván Duque

José Fernando y Hulk - imagen de Héctor Fabio Zamora/EL TIEMPO - y el abrazo con Iván Duque 

Redacción religión | Aleteia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:52

Es 20 de julio, día grande en Colombia. El país cafetero celebra el Día de la Independencia con un desfile militar ante miles de personas en Bogotá. Uno de ellos llama la atención sobre los demás. Es la historia de José Fernando Carvajal Rueda, un policía de 23 años que se quedó sin las dos extremidades posteriores en la guerra de Colombia contra el narcotráfico, como cuenta Aleteia. A pesar de todo lo que ha sufrido, este agente perdona a los que se lo hicieron y sigue sirviendo a su país. 

Lleva uniforme, hace el saludo protocolario, desfila a ritmo marcial con un labrador...pero lo hace con muletas y dos prótesis en lugar de piernas, encabezando la sección de personas que han perdido miembros en la guerra.

"Dios mío, perdono a los que me hicieron esto" 

José Fernando perdió las piernas el 10 de noviembre de 2018 en una operación de reconocimiento en Antioquia, territorio del Ejército de Liberación Nacional. Su misión, por entonces, era recorrer los senderos junto a Tara, su perra, y garantizar la seguridad del paso ante las minas antipersona que poblaban los caminos.  En ese proceso, el animal detectó un artefacto, pero no llegó a tiempo de avisar a su dueño, que saltó por los aires, como cita el portal católico de la Policía Nacional de Colombia. 

"Puedo decir con mucho orgullo que Dios me ha regalado alas"

Cuatro días después, se despertó en el hospital y se vio en el que sería su nuevo estado. Había estado cuatro días en coma y sin recordar con acierto qué le había pasado.

En una entrevista al diario local El Tiempocuenta cómo dejó con la boca abierta a los médicos y a su familia cuando supo que no volvería a caminar como antes. "En este momento no tengo piernas, pero puedo decir con mucho orgullo que Dios me ha regalado alas", fue su respuesta. El periódico también le preguntó por quienes casi le mataban. José Fernando aseguró que perdonaba a sus agresores y agradecía a Dios estar vivo. 

"Dios mío, yo perdono a los que hicieron esto porque yo no lo merecía. Y te pido Dios que los perdones y que me perdones a mí, porque yo te necesito". Otra de las declaraciones de la entrevista que recoge Aleteia es en la que insiste en el perdón a sus agresores "porque a pesar de que me quitaron los pies no me han quitado los sueños", recoge Aleteia

Una imagen que ha emocionado a todo un país

Su imagen en el desfile de hace unos días llamó la atención in situ hasta del propio presidente colombiano, Iván Duque. Tanto, que el mandatario se saltó el protocolo para ir a abrazarle. Con ese gesto, aprovechó para agradecer en su cuenta de Twitter el servicio de este agente y el de tantos otros que han perdido o han visto amputadas partes de su cuerpo en la lucha. 

En la actualidad, José Fernando sigue sirviendo a Colombia en otros terrenos. Se encuentra al frente de una emisora de la Policía Nacional en Bucaramanga, su ciudad natal. También, imparte charlas y conferencias en colegios y universidades sobre su historia de superación y su capacidad de perdón. 

Estas nuevas aventuras las comparte junto a Hulkel perro con el que desfiló el pasado 20 de julio. El animal, que había servido junto a él durante mucho tiempo, "se jubiló" y se lo dieron en adopción para que se acompañaran mutuamente. 

Lo más