Boletín

Los padres que dieron su vida para salvar a su bebé de morir en un tiroteo

El pasado 3 de agosto en El Paso, Texas, Estados Unidos, Jordan Anchondo cubrió a su hijo como un escudo humano y su pareja se enfrentó a él

Los padres que entregaron sus vidas para defender a su bebé

Los padres que entregaron sus vidas para defender a su bebé

Victor C. Bustillo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:04

El pasado 3 de agosto Andre y Jordan Anchondo, padres de tres hijos, entregaron su vida para salvar a su bebé. Ese día, ante la cercanía del curso escolar, miles de personas acudieron a Walmart, en El Paso (Texas, Estados Unidos), para comprar material para la vuelta al cole de sus hijos. Ese mismo día, Patrick Crusius, un joven de 21 años entró en Walmart con intenciones xenófobas. Portaba un rifle de asalto (AK-47) y comenzó a disparar contra la gente. Causó más de 20 víctimas, entre ellas Andre y Jordan Anchondo.

Andre y Jordan se encontraban en los grandes almacenes que tiene la compañía Walmart en El Paso, ciudad fronteriza con México. Acababan de dejar a otro de sus hijos en el entrenamiento, y acudieron al centro comercial para comprar cosas para el colegio. Al acercarse el tiroteador reaccionaron rápidamente para proteger a su hijo. 

Andre se enfrentó al homicida. Jordan, por su parte, cubrió al bebé, utilizando su cuerpo como escudo humano. La madre de Jordan dijo a los medios de comunicación que perdona al asesino pues “como Jesús me dijo que debíamos perdonar a los que nos hacen mal, de corazón realmente lo perdono. Siento tristeza por sus padres, porque ellos también perdieron un hijo”, como recogieron Aciprensa y Jóvenes Católicos.

Los familiares de la pareja fallecida contaron cómo actuaron de modo heróico“Estoy triste y molesto por todo. Pero siempre recordaré a mi hermano como alguien que dio su vida para salvar a su esposa y posiblemente a otra gente. Actuó de forma heroica. mi hermano intentó detener al atacante y lo hirió”, explicó Tito Anchondo, hermano mayor de Andre,a  la BBC.

Leto Jamrowski, hermana de Jordan, explicó a la agencia Associated Press  lo que le sucedió a su hermana. "Por las heridas del bebé, dijeron que lo más probable es que mi hermana estuviera tratando de protegerlo de las balas. Cuando el atacante le disparó, el bebé estaba en los brazos de Jordan y ambos cayeron al suelo. Mi hermana cayó encima de su cuerpo y gracias a eso pudo sobrevivir. Mi sobrino vive porque ella dio su vida por él".

También, aseguró que ella daría su propia vida por su hermana “para cambiarla por la de ella". "Jordan tenía 3 bebés que debía criar. Cualquier día daría mi vida solo para recuperarla”, informó Arciprensa

Paul Jamrowski, padre de Jordan, señaló que todo esto “es irreal. Cuando lo piensas, tendrás momentos en los que… podría levantar el teléfono y llamar porque eso es lo que hacemos la mayor parte del tiempo. Todavía no es real. Honestamente, tendremos nuestros momentos en los que estaremos bien y luego simplemente nos derrumbaremos". 

El trágico suceso, continuó Paul, es totalmente "desafortunado". "Tampoco somos los únicos que sufrimos por lo que nuestros corazones están con todas las demás familias. No solo aquí, sino que también vimos que hubo otro tiroteo anoche. Así también nos solidarizamos con esas personas en todo el país”. También afirmó que reza por los familiares de los demás fallecidos: “Nuestros corazones y nuestras oraciones también están con ellos. El dolor es irreal. No deberíamos tener que enterrar a los hijos antes que los padres", resaltó Paul.

Lo más