Boletín

El joven que sobrevivió a un aborto y es campeón de lucha libre

Nick Hoot, joven luchador de lucha grecorromana, sobrevivió a un aborto y, a pesar de sus problemas físicos, es un gran campeón de lucha libre 

ctv-2q1-lucha-libre

Víctor C. Bustillo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 29 jul 2019

Nick Hoot es un joven atleta de lucha grecorromana que, con 22 años, se convirtió en campeón de lucha libre. Casi desde que nació, en 1996, lucha por su vida. Con sólo 24 semanas de gestación, sus padres decidieron abortarle. Sin embargo, Nick logró sobrevivir. Nació con sus extremidades inferiores parcialmente mutiladas a causa de esta práctica. Sus manos y piernas estaban algo incompletas y carecía de algunos dedos.

Después de su nacimiento, su combate continuó. Sus padres biólogicos le dieron en adopción a una familia estadounidense. Se trata de Marvi y April Hoot, un matrimonio cristiano de Indiana, Estados Unidos, que tiene tres hijos biológicos y cinco hijos adoptivos con malformaciones físicas. Esta pareja dudó en emprender este camino al principio. No obstante,  se sintieron interpelados al escuchar la homilía de un sacerdote sobre la defensa de la vida. 

April Hoot, su madre adoptiva, contó en una entrevista que Nick recibió sus primeras prótesis en las piernas con 2 años de edad, como recoge Aleteia. Dos semanas después de haberlas recibido, consiguió andar y correr a un nivel mayor del que se esperaba. 

Nick es un gran aficionado a los deportes. A pesar de sus dificultades, jugó al fútbol américano, beisbol y baloncesto. Ya en Secundaria se convirtió en campeón de lucha grecorromana. Era consciente de la dureza de este deporte, pero decidió dedicarse a él.

Para Tony Girod, su entrenadorfue dificil ayudarle pues “no hay un vídeo para estudiar, o internet. No hay libros”, afirmó. Se trata de una lucha cuerpo a cuerpo entre dos contrincantes. El combate finaliza cuando el adversario toca el suelo con la espalda durante varios segundos.

"Desafío", como lema personal

Nick, que considera un milagro su nacimiento, usa como lema personal la palabra "Desafio". Así ve cada uno de sus combates, y de esta manera muestra su temple para superar las dificultades desde que nació. Por ello es definido por Annalisa Teggi, de Aleteia, como "un luchador, un combatiente", por su "tenacidad en querer superar cada obstáculo". Nick considera una ventaja su modo de luchar pues "saben todo lo que ellos pueden hacer, pero, cuando me ven, es completamente diferente".

Sus hermanos ven a Nick como un modelo a seguir. De hecho,  alguno de ellos siguen sus pasos en el club de lucha Woodland Warriors. Los padres adoptivos de Nick están seguros de que "cualquier sacrificio que hayamos hecho valió la pena". Como señaló Apryl en una entrevista

Lo más