La inesperada respuesta de un sanitario cuando le preguntan si su familiar es positivo por coronavirus

La historia de un joven cuyo padre falleció por coronavirus. Su cuerpo no pudo ser velado

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 26 mar 2020

Un varón de 74 años ha muerto víctima de una neumonía que le ha provocado el coronavirusSu fallecimiento se produjo este lunes 23 de marzo en el Hospital General de Alicante. Su hijo, de 36 años pero que no ha querido revelar su nombre, ha escrito una carta donde ha mostrado su tristeza por la muerte de su ser querido, pero donde también se entrelaza la rabia, la crítica y el alivio tras 24 horas de agonía. 

Todo comenzó en torno a las dos y media de la madrugada del domingo, cuando la mujer del fallecido dio la alerta al 112, que trasladó al hospital al padre del joven para ser ingresado, al encontrarse mal y con dificultades respiratorias. Su estado era grave. Por ello, el joven se trasladó a la casa familiar tras conocer la situación, saltándose las normas dictadas por el estado de alarma. 

ctv-e06-urgencia

"Una vez en la casa, me negaba a quedarme allí con una de mis hermanas y con mi madre, esperando una llamada del hospital y no acudir a urgencias. No podía estar allí y dejar a mi padre sólo en el hospital y no estar algún familiar en la sala de espera de Urgencias", continuaba la carta. 

Los médicos no podían atender al paciente 

Una vez en el centro sanitario, los médicos trasladaron a su hijo la delicada situación por la que atravesaba su padre, que podía fallecer en cuestión de horas, aunque no especificaron si había sido contagiado por el COVID-19. Sin embargo, lo que más dolió al joven de 36 años era la argumentación de los sanitarios: "Lo que no me esperaba era la argumentación que me dio, que estaban desbordados de pacientes infectados, no había sitio en la UCI y estaban trabajando sólo con los pacientes que tenían más esperanza de vida". 

Tras el primer pronóstico médico, el joven llegó a la conclusión de que su padre moriría próximamente sin que los médicos le atendieran dado el colapso que viven los hospitales estas semanas: "Le subieron a una planta y le dejaron el oxígeno puesto, yo escuchaba desde fuera de la habitación jadear a mi padre y al médico decirle que tranquilo. Luego estuve con él en la habitación quince horas, viéndole luchar por la vida, hasta que los médicos no me dejaron seguir con él". 

Ya por la mañana, los médicos le realizaron el test para confirmar el contagio. Su hijo comenzó a rezar por que diera negativo. Y es que la esperanza es lo último que debe perderse, pero en el hospital hubo momentos de bajón anímico: Cuando le cambiaron las sábanas y el pañal con mucho mimo, me enterneció y me puso muy triste y hicieran que se me saltara alguna lágrima. Lloré muy poco en la habitación. Estaba en máxima tensión".

En una conversación mantenida con una de las sanitarias, esta última fue clara cuando el joven de 36 años demandó más atención a su padre: "Salí al pasillo y la contestación de una de las sanitarias fue que no podía hacer nada, había un orden de atención y mi padre era el último. Se me revolvió el estomago", relata. 

"En las 15 horas que estuve con él, ninguna sanitaria le ofreció agua y no se molestaron en preguntar ni cómo estaba ni en verlo. No las culpo, estaban saturadas, se les notaba en la cara y en los gestos". 

Las pruebas dieron positivo en coronavirus 

Otro de los momentos más llamativos fue cuando su hijo preguntó al médico si el resultado del test por coronavirus estaba ya listo. La respuesta del sanitario le dejó en estado de shock: "Me dijo que era la primera vez que trataba con alguien con la patología de mi padre, que era la primera vez que se ponía los EPI , que no sabía como tenia que actuar, que su departamento era otro, que los que tenían que estar allí con mi padre no estaban". Un síntoma más del estrés laboral al que están sometidos los sanitarios.

ctv-yo8-sala-espera

Finalmente, una auxiliar confirmó el positivo de su padre. Minutos más tarde, a última hora de la tarde, su padre fue trasladado a la planta donde se encontraban los pacientes que dieron positivo en el test. Ese fue el último instante en el que su hijo pudo estar con su padre: "Una de las auxiliares me dijo que allí no podía estar. Fue mi ultimo contacto con mi padre. Le toqué la mano y le dije por última vez que luchara y que lo quería mucho. El asintió con la cabeza", cuenta. 

Acto seguido, comenzó a llorar de manera desconsolada. El final de su padre se acercaba. A la una de la mañana, la hermana del joven le llamó al teléfono para informar de su muerte. Tras el desenlace, se dirigió a casa de su madre para acompañarla junto a su hermana. En la tristeza se dejaba ver un cierto consuelo por el final del sufrimiento.

El cuerpo de su padre no podía ser velado 

Lo que más rabia provoca al protagonista de esta historia es no haber podido velar el cuerpo de su difunto padre en el tanatorio: "Directamente lo iban a enterrar a las 17.00h de la tarde. No había consuelo alguno. Solo hubiera pedido un minuto poder verlo o tocar el féretro, algún tipo de contacto. No pude. Fue triste llorar la muerte de mi padre siete personas, mi madre, mis dos hermanas, mis dos cuñados y mi sobrino. Sin poder tener contacto entre nosotros. No podíamos ni darnos un beso ni darnos un abrazo para aliviar la pena. Es una de las cosas que me voy a llevar conmigo y de las más dolorosas", lamenta. 

ctv-ehr-alicante

Ahora su hijo se encuentra en casa, solo, en cuarentenaya que desconoce si está o no contagiado de coronavirus. Pasadas bastantes horas del fallecimiento de su ser querido, extrae muchas conclusiones;

"Falta personal y estructuras en el Hospital de Alicante. Se supone que no había camas en la UCI ni personal específico para tratar esa enfermedad. Me parece lamentable que no lo metieran en la UCI, aún sabiendo que era clínicamente imposible o casi imposible que saliera adelante, pero al menos intentarlo. Intentarlo no es alargar la agonía del paciente, intentarlo es poner todos los medios disponibles para mantenerlo con vida. Sabiendo a las 10,00h el medico de urgencia que había el domingo que casi al 100% mi padre era positivo en coronavirus, me dejaran allí con él y no me dijeran que me fuera o por lo menos me lo recomendaran". 

PAPÁ TE RECORDARÉ ETERNAMENTE.

TE QUIERO!

POSDATA: Enhorabuena a todos los sanitarios que os estáis dejando la piel, pero sois pocos y con pocos recursos y la consecuencia es que no podéis atender a todo el mundo de la manera en que se merecen.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 

COPE.es rinde homenaje a los seres queridos que nos dejan sin poder velarlos

El homenaje que rinde un nieto a su abuelo fallecido en soledad como consecuencia de la crisis del coronavirus

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar