Boletín

El impactante testimonio de Jim Caviezel, el actor que interpretó a Cristo en 'La Pasión'

Jim Caviezel cuenta imactantes anécdotas en una entrevista lo que le supuso interpretar a Cristo en 'La Pasión' de Mel Gibson del año 2004

Jim Caviezel sufrió hipotermia y se le dislocó un hombro durante el rodaje de La Pasión

Jim Caviezel sufrió hipotermia y se le dislocó un hombro durante el rodaje de 'La Pasión' 

Redacción religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:06

Jim Caviezel, de 51 años, es un actor católico estadounidense que ha interpretado uno de los papeles cinematográficos más difíciles: Jesús de Nazaret. Caviezel encarnó a Cristo en la conocida película La Pasión, de Mel Gibson, en 2004. Las complicaciones para el actor a la hora de encarnar el papel del Mesías no fueron pocas, como cuenta en una entrevista a la CBN que recoge el portal Aleteia. Desde el aspecto espiritual, pero también físico y emocional, el rol protagonista que le tocó interpretar le cambió la vida. 

Todo comenzó con una llamada de teléfono. Al otro lado, Mel Gibson, le ofreció ese trabajo con una contundente advertencia. "Quiero que seas consciente de lo que vas a hacer. Puede que no vuelvas a trabajar", recuerda Caviezel. 

Su respuesta a la oferta fue un "sí". Se sintió interpelado por el reto y por lo que podía suponer para la vivencia de la fe. "Mel, esto es en lo que yo creo. Todos tenemos que llevar una cruz. Yo tengo que llevar mi propia cruz. Si no llevamos nuestras propias cruces, vamos a ser aplastados por su peso. Así que, vamos a hacerlo".  

Hipotermia, horas interminables de maquillaje y un hombro dislocado

El actor - cuyas iniciales son curiosamente J.C, como resalta la entrevista - soportó las dificultades que supone acercar la figura de Jesús en la gran pantalla. "¿Cómo te preparas para esto?", se preguntó el propio Caviezel. Las más duras a las que se enfrentó ocurrieron en lo alto de la cruz. Desde allí, sólo podía pensar en lo que tuvo que sufrir Cristo, y se puso a rezar. 

"El maquillaje comenzaba a las dos de la mañana y duraba hasta las diez. Ahí, solo en la cruz, y no sólo por la cruz, sino porque la postura era incómoda. Lo que fue duro fue la parte psíquica, el sufrimiento. No te podías sentar. Después de días y días así, más la hipotermia, más el hecho de que se me dislocó un hombro, eso me forzó a rezar", cuenta. 

La Pasión es verse a uno mismo "en la forma en la que Dios te ve"

Uno de los momentos más impactantes de La Pasión es el momento en que Jesús es flagelado por los soldados de Poncio Pilato. El entrevistador asegura a Caviezel que, en esa escena, muchos espectadores tenían que apartar los ojos porque no podían seguir mirando. Esa clave es la que el también protagonista de la película cristiana Pablo, apóstol de Cristo señala como fundamental para comprender lo que está sucediendo realmente en esa escena, que puede herir la sensibilidad.

 

"La gente aparta los ojos cuando lo ven, y lo que están viendo es su propio pecado. No es fácil lidiar con eso, muchas veces, con el propio pecado. Es difícil mirarlo. Pero esta película te fuerza a mirarte a ti mismo, no de la manera en la que te quieres ver a ti mismo, sino en la forma en la que Dios te ve. No hay observadores pasivos", reflexiona

Sin embargo, la parte de interpretar a Cristo que más le marcó fue la "gran presencia" que asegura que sintió en algunos momentos del rodaje. Esa "presencia" le inspiraba una oración, que remememora para la CBN"No quiero que la gente me vea a mí. Sólo quiero que vean a Jesús. Y, a través de eso, las conversiones ocurrirán".

De hecho, afirma, uno de sus compañeros en el rodaje era musulmán y, trasl la experiencia vivida en el set, se convirtió al cristianismo. "Eso es lo que he querido más que nada, que la gente tuviese ese efecto visceral para tomar la decisión de seguirle (a Jesús) o no". 

Lo más