Boletín

EN 'EL ESPEJO'

La historia de los tres misioneros españoles mártires en 2019

Inés Nieves Sancho, Fernando Hernández y Antonio César Fernández han sido asesinados en África este año por ser cristianos

ctv-h6k-africa
José Luis Restán
Twitter

Director Editorial COPE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:03

Hoy recordamos en 'El Espejo' que la misión no es una aventura de vacaciones ni una mera ayuda esporádica en lugares exóticos. Tres misioneros españoles han sido asesinados en lo que va de año.

Efectivamente, ayer dimos la noticia del asesinato en República Centroafricana de la misionera española Inés Nieves Sancho, de 77 años. Pertenecía a la congregación francesa de les Filles de Jesus de Massac, y llevaba 23 años ayudando a los más desfavorecidos en el suroeste de este país.

En la madrugada del domingo al lunes, unos desconocidos entraron en su habitación y la llevaron hasta las instalaciones donde enseñaba costura a las niñas, donde la asesinaron. El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre la recordó ayer en La Linterna de COPE como una mujer menuda, amable y pacífica, que, a pesar de su avanzada edad, quería permanecer en la zona ayudando hasta que las fuerzas se lo permitieran.

Pero Inés se suma a los nombres de otros dos misioneros españoles, en este caso salesianos, asesinados en lo que va de año. Fernando Hernández, de 60 años, fue asesinado en Burkina Faso el pasado fin de semana, al parecer por un antiguo empleado de la misión, que había sido despedido. Y Antonio César Fernández, cuya historia ya contamos, asesinado por un grupo yihadista cuando regresaba a su misión desde Togo, donde había participado en una reunión de su congregación.

Monseñor Aguirre nos contaba ayer en La Linterna de COPE que pese a todo, los misioneros que están en la zona no tienen miedo. "Estamos caminando con nuestro pueblo y tenemos puesta la confianza en el de arriba". Y, tras subrayar esta inesperada cosecha de mártires, aseguró que los misioneros seguirán trabajando por los más pobres en esa zona del mundo.

Lo más