La historia de la Cruz de la Victoria, un símbolo para los españoles

La Cruz de la Victoria custodiada en Oviedo -Asturias- es un símbolo para la historia de los españoles

La historia de la Cruz de la Victoria, un símbolo para los españoles

 

  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:21

La Cruz de la Victoria es una de las reliquias que se guardan en la Cámara Santa de la catedral de Oviedo desde hace 1.111 años. No sólo es el símbolo de Asturias -está presente en su bandera y escudo- sino que representa también la "solidaridad de todos los españoles y su voluntad de sobrevivir como nación".

Así se lo transmitió el rey Juan Carlos a don Felipe el 1 de noviembre de 1977 cuando, con 9 años, el actual rey fue nombrado Príncipe de Asturias en la explanada el Real Sitio de Covadonga. Un acto en el que la Cruz de la Victoria estuvo muy presente.

Unos meses antes, don Juan Carlos había decidido rehabilitar la dignidad de Príncipe de Asturias y renovar la tradición de que todo Heredero de la Corona ostentase dicho título, tal como hiciese en 1388 Juan I de Castilla con su hijo Enrique.

"Esa Cruz de la Victoria que llevas sobre el pecho no es rica porque esté compuesta de piedras y esmaltes, sino porque significa la solidaridad de todos los españoles y su voluntad de sobrevivir como nación. Esa cruz significa también tu cruz. Tu cruz de rey. La que debes llevar con honra y nobleza: ni una duda en el servicio a los españoles y a sus destinos", le trasladó el rey Juan Carlos a su hijo.

Don Felipe lucía ese día una réplica de la cruz de madera, oro y gemas preciosas que el rey Alonso III el Magno donó a la catedral de Oviedo en el año 908. Según la tradición, dos siglos antes, en el 722, había enarbolado don Pelayo en la batalla de Covadonga, dando origen a la Reconquista.

La historia de la Cruz

Según la tradición, la cruz de madera que llevaba don Pelayo había cohesionado a los astures en su lucha contra los musulmanes y había pasado de rey a rey de Asturias como símbolo de unión del reino y legitimación de sus monarcas. Hasta que Alfonso III encargó que fuese recubierta de oro para evitar su deterioro y que se custodiase en la catedral.

La Cruz de la Victoria, que se conserva junto a la Cruz de los Ángeles, símbolo de la capital de Oviedo, ha sido sometida a importantes restauraciones. En 1934, durante la Revolución de Asturias, sufrió graves daños al ser volada la Cámara Santa, y en 1977 fue objeto de robo que obligó a una nueva reparación y reposición de las piedras.

Características de la cruz

Esta joya del prerrománico asturiano se compone de una doble cruz latina de madera de roble recubierta de oro, gemas y esmaltes que en su reverso lleva una inscripción en latín en la que se puede leer "Con este signo el piadoso es protegido. Con este signo el enemigo es vencido".

Esta cruz ha sido objeto de atención principal en la visita que este jueves 17 de octubre ha efectuado la princesa Leonor a la Cámara Santa de Oviedo. La ciudad natal de su madre en la que el viernes 18, por primera vez, intervendrá en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias a la misma edad, 13 años, con los que su padre dio su primer discurso en 1981 en el Teatro Campoamor.

No obstante, este símbolo no será nuevo para ella, ya que la princesa recibió hace un año una insignia de la Cruz de la Victoria, hecha con oro procedente de ríos asturianos, durante su visita a Covadonga junto a los reyes y su hermana, con motivo de la celebración del triple centenario de la creación del Parque Nacional de Picos de Europa, del Reino de Asturias y de la coronación de la virgen

Lo más