El emotivo testimonio de un famoso comentarista de fútbol que se convirtió en el Camino de Santiago

Antonio Rosique es un comentarista deportivo mejicano, que hace unos años se convirtió al hacer el Camino de Santiago en España

El emotivo testimonio de un famoso comentarista de fútbol que se convirtió en el Camino de Santiago

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 27 ago 2019

Antonio Rosique es un conocido presentador de la televisión mexicana. Es un 'mítico' periodista del fútbol azteca, pero se ha convertido en viral por un motivo bien distinto. Un vídeo en el que comparte su testimonio de conversión en el Camino de Santiago ha emocionado en las redes.

“Con la ayuda de amigos y de personas fui descubriendo lo maravilloso que es Dios”, ha asegurado el mejicano de 44 años. “Y en el camino te empiezas a desprender de todo con lo que uno carga. Lo primero que hice al otro día que llegué a España (fue) abrir mi mochila y a dejar un montón de cosas que no necesitaba para caminar”, dijo.

Asegura que "no era muy creyente" pero poco a poco ha ido "descubriendo a Dios". "Yo venía de terminar una relación sentimental de hace mucho tiempo. Y mi papá me dijo: '¿Por qué no haces el Camino de Santiago?'"

El verdadero camino inicia cuando termina el camino

Para él, el Camino ha sido un aprendizaje de vida: “El Camino de Santiago es una lucha contra uno mismo, es una lucha por dejar tu comodidad, por dejar lo que tú crees que es lo valioso, para verdaderamente ir a recibir, a buscar y encontrar lo que auténticamente es valioso. Y el verdadero camino inicia cuando termina el camino”.

Su testimonio al público

El conocido comentarista deportivo no ha dudado en 'desnudar' sus sentimientos en el programa de televisión 'Venga la alegría'. “En mi caso lo que hizo la fe, lo que hace Dios es te resquebraja por dentro, te hace humilde, te pone de rodillas, por tu bien”, ha relatado Antonio Rosique.

El ancestral oficio de contar historias. @exatlonmx �� @cgtykervan

Una publicación compartida de  Antonio Rosique (@antonio_rosique) el 

"Nadie va a caminar por ti. La vida es igual. Yo acababa cada etapa, había días buenos, días malos, días en los que te pieerdes, días en los que llueve... Pero cuando llegaba y probaba el alimento, o me daba una ducha en el lugar más modesto. Yo lo recibía como lo mejor del mundo. El camino es una lucha por encontrar lo que es valioso".

Lo más