Boletín

La curiosa ermita que lleva más de 900 años en el centro de un volcán

El volcán de Santa Margarita, en Gerona, esconde una ermita románica del mismo nombre, ubicada en los más de 2.000 kilómetros de perímetro del cráter

ctv-sgf-ermita-volcn

Redacción religión

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 01:09

Las ermitas son, por lo general, pequeñas capillas o santuarios dedicados a alguna advocación mariana o a algún santo. Suelen estar situadas en zonas alejadas de la población y rodeadas de naturaleza. Una de las más curiosas se encuentra dentro de un volcán de más de 600 metros de altura. Se trata de la ermita de Santa Margarita, ubicada en el Parque Natural de la Garrocha, en Gerona. Rodeada por un espeso bosque que precede al acceso al valle, este llamativo emplazamiento del templo lo convierte en un destino atractivo para los fieles, los turistas y los amantes de la naturaleza. 

El santuario se localiza en el centro de la boca del volcán de Santa Margarita. Esta estructura natural se eleva 682 metros y alberga esta capilla como una parte más de sus alrededor de 2.000 metros de perímetro. La ermita de Santa Margarita se enmarca en el Románico del siglo XII y lleva 900 años en pleno volcán. Esto ha sido posible ya que la última erupción registrada data de hace más de 11.000 años, como cuenta Religión en Libertad

Este lugar de culto es uno de los tesoros que esconde el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha. De hecho, está cobijado dentro de uno de los dos volcanes más importantes, junto a El Croscat. Ambos forman parte de los 40 conos volcánicos - de cientos de miles de años de antigüedad - que se encuentran en este parque. Este entorno - de más de 12.000 hectáreas - lo conforman hasta 25 reservas naturales y existen rutas por las que se puede combinar el senderismo con la peregrinación a Santa Margarita. 

Lo más