Cobra los 100.000 euros del premio de la Lotería y las 'consecuencias' le dejan marcado de por vida

El agraciado, de una localidad granadina, fue agraciado con el segundo premio en el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad

Tiempo de lectura: 2’

El año 2010 fue muy especial para uno de los agraciados del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, que como cada 22 de diciembre despierta la ilusión de los que juegan algún décimo compartido (o en soledad) con amigos, familiares o compañeros de trabajo.

En su caso percibió un premio de 100 mil euros con el número 00147, al que llevaba jugando muchos años (también en la actualidad). Un buen pellizco. El agraciado vivía en la localidad granadina de Vélez de Benaudalla. Lo que hace especial a este ganador del premio es que era sacerdote en el municipio andaluz. Y más aún lo que hizo con ese dinero.

ctv-jff-loteria-3

En 2010, para contextualizarlo, España estaba ya inmersa en la crisis iniciada dos años antes.El paro ya rondaba el 20%. Andalucía fue uno de los territorios más castigados. Miles de familias vivían con todos sus miembros en paro.

¿Qué hizo el agraciado con el dinero?

El sacerdote era muy consciente de aquella situación, ya que a la parroquia acudían feligreses y personas necesitadas para pedir ayuda. Por ello, Francisco Peinado, que así se llama el sacerdote agraciado con la Lotería navideña, tomó una decisión que sin duda es todavía recordada en el pueblo: repartir los 100 mil euros entre los más necesitados.

Un dinero que no repartió al azar o de manera desordenada. De hecho, el párroco llevaba una contabilidad, en la que anotaba las cantidades que donaba a las familias tuviesen necesidades acuciantes, y para de esta manera no repetir. Los beneficiarios recibían diferentes sumas de dinero. Desde los sesenta euros, con el que poder hacer frente a una compra mensual, y hasta los 6.000 euros en casos más extremos. En este último extremo se encontraba una familia cuyo hijo pequeño padecía un cáncer: leucemia.

ctv-frv-loteria-2

Con esos 100.000 euros de premio pudo aliviar las estrecheces económicas de muchos, incluso salvar negocios como una panadería del pueblo, rehabilitar la casa parroquial de Vélez...

Nadie olvida a Francisco Peinado en Vélez

En total, fueron 250 personas las receptoras de la Lotería de Francisco Peinado, que actualmente está jubilado. Una década después y cuando apenas quedan dos meses para que se celebre el Sorteo Extraordinario de la Navidad de este 2020, el sacerdote no solo no se arrepiente, sino que resta importancia al gesto que tuvo con sus convecinos. Considera que la misión de un sacerdote es repartir y hacer el bien como Jesucristo.

ctv-l8v-loteria

Justificaba también aquella decisión bajo el argumento de que no necesitaba más dinero para vivir, al ser una persona sin vicios. “A mí de pequeño mi madre me enseñó a enseñó a rezar todos los días tres avemarías y a dar a los demás y lo sigo haciendo", explicaba en alguna entrevista concedida a medios locales.

Desde hace unos años, Francisco reside en una residencia de la provincia. En 2012 abandonó la localidad de Vélez de Benaudalla para jubilarse, ya que actualmente supera con creces los ochenta años de edad. Pero en la localidad no olvidan ni su figura ni su gesta. De hecho, como reconocimiento, le regalaron una placa que, según hemos podido saber en ALELUYA, mantiene en un lugar preferente en su habitación de la residencia.

Religión