La eutanasia y los cuidados paliativos: ¿Terminar con el sufrimiento y el dolor... o con la vida?

El gobierno ha presentado una proposición de ley para regularizar la eutanasia en España pero, ¿sabemos en qué consiste y si es de verdad una solución?

Vídeo

 

Javier González
Javier González

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 18:03

Hay personas en el mundo que se quieren morir antes de lo previsto. Personas que sufren, o que han perdido el sentido de la vida y que quieren que termine. En España por ejemplo, la tasa de muerte por suicidio duplica la de accidentes de tráfico, según los expertos de la ONG 'Teléfono de la Esperanza'. La Organización Mundial de la Salud describe este hecho como "un grave problema de salud pública" y parece fácil entender que perder la esperanza y las ganas de vivir es un auténtico drama, y que podría tener solución. 

En la actualidad y arrastrado ya desde hace varios años, vivimos en España el debate sobre la regulación de la eutanasia, que quiere llevar adelante el PSOE junto a Podemos en esta nueva legislatura. Y nos encontramos con que todo el mundo habla sobre un tema, del que muy poca gente está informado correctamente. Y lo más trágico, es que muchas veces nos olvidamos de lo verdaderamente importante: las personas.

El primer paso sería dejar claro que cada caso es un mundo y que es un tema sensible, complicado y muy profundo; y que debe tratarse con la delicadeza y respeto que merece. Por otro lado, convendría diferenciar entre eutanasia, muerte digna y suicidio asistido. Es importante, porque a veces en la palestra pública, muchos parecen utilizar de forma confusa estos términos -esperemos por supuesto que sin mala intención-. El suicidio asistido es básciamente ayudar a matar a cualquier persona que lo solicite. Es decir, que el estado te facilite directamente que te puedas suicidar, sin que tengas por qué estar enfermo.

Diferencias entre 'eutanasia', 'muerte digna' y 'suicidio asistido'

El concepto 'muerte digna' puede ser el más confuso, ya que muchas veces se utiliza para hablar de eutanasia y es un término algo escabroso. Habría que preguntarse, ¿de qué depende que una muerte sea digna o no? ¿Quién lo decide? ¿Tenemos el mismo concepto hoy de muerte digna que los espartanos de hace siglos? El término pretende hablar sobre lo que sufre el paciente antes de morir, siendo más digna la muerte del que menos sufre, concepto que ha cambiado a lo largo de los siglos y de las distintas culturas.

Respecto a este término de 'la muerte digna' existen otras corrientes. Como por ejemplo la visión de que toda muerte es digna, porque no es la muerte la que es digna, si no el ser humano por el mero hecho de serlo. Y esto no habla de cuidados ni tratamientos, que son independientes a la hora de hablar de lo que es 'digno' o de lo que no.

Antes de entrar en el tema sobre cómo morimos y si el estado de verdad proporciona una solución al sufrimiento antes de la muerte, terminamos las definiciones con la eutanasia. Esta consiste en matar a aquella persona que lo solicite, teniendo una enfermedad terminal. Es decir, provocar la muerte directa de un paciente que va a morir en un corto espacio de tiempo.

El verdadero problema: el sufrimiento

Hay quien añade que la eutanasia se practica en aquella persona que lo solicita porque está sufriendo. El problema viene cuando la medicina, en vez de eliminar ese sufrimiento con sus conocimientos, termina con ellos de forma radical. 

El sufrimiento es doloroso y cada caso es un mundo, pero la medicina en la actualidad puede paliar casi todos los problemas que acarrean una enfermedad terminal o una muerte cercana. La web de la Cadena COPE ha publicado una serie de vídeoreportajes bajo el título 'A Lifetime' ('Toda una vida'), donde ha trabajado junto a especialistas sanitarios, y recogido testimonios de diferentes personas y pacientes.

El doctor Javier Rocafort Gil, Director Médico de la Fundación Vianorte-Laguna ve morir "cada año a cientos de personas", y asegura rotundamente que si preguntas a sus pacientes, ninguno siente dolor. Afirma que es "imposible llegar al sufrimiento cero" en todos los casos, pero que es posible morir sin dolor.

Es aquí donde entran los cuidados paliativos. Según el doctor Rocafort la medicina ha aprendido "cómo se puede ayudar a las personas que están en proceso de morir. No solo cómo quitar los síntomas y el sufrimiento físico, si no cómo ayudar a otro tipo de problemas que aparecen con la familia, con los aspectos emocionales, con la adaptación a la enfermedad, con lo social..."

Cómo ayudar a otro tipo de problemas que aparecen con la familia

Es lógico no querer sufrir -partiendo de la base de que en la vida siempre existe el dolor y el sufrimiento y que todos nos vamos a morir-, pero "estaría muy lejos de cualquier ética o deontología empujar a un paciente a la eutanasia, por falta de cuidados paliativos". Los equipos de cuidados paliativos son completísimos, con profesionales en diferentes ámbitos que engloban todos los problemas que pueden surgir: médicos especializados, enfermeros especializados, psicólogos para las familias, fisioterapeutas... todo aquello que se necesita en esta etapa.

El dolor puede 'empujar' a la eutanasia

Imagina que tu madre se rompe la cadera. Está sufriendo pero no viene una ambulancia, no viene un médico a tratarle, y nadie le ayuda a que deje de sufrir. Es comprensible que esa persona quiera que termine ese 'calvario'. Este es el ejemplo que pone el médico para explicar lo que está pasando en España con los cuidados paliativos y la eutanasia.

No hay que confundir los cuidados paliativos tampoco con el encarnizamiento terapéutico, que puede pretender alargar la vida y el sufrimiento hasta límites desorbitados. Rocafort asegura que precisamente los cuidados paliativos "se caracterizan por dejar morir al paciente", que puede elegir el tratamiento, qué medidas se toman y cómo se hará etc.

La muerte es una etapa más de la vida, que va a ocurrir pase lo que pase y hagamos lo que hagamos. Actualmente la medicina da la posibilidad de 'paliar' (toda medicina es en el fondo paliativa) aquellos problemas que surgen en este momento, igual que en el resto de la vida. Y si el problema por el que hay que regular la eutanasia, es lo que llaman 'muerte digna', el dolor, el sufrimiento, el drama que atraviesan las familias... es fácil que la medicina pueda solucionarlo. Pero mucho antes que la eutanasia, existen los cuidados paliativos.

Ahora mismo en España no existen los cuidados paliativos como especialidad, a los médicos se les forma en esta parte de la medicina en solo una veintena de facultades y hay muy pocas unidades de cuidados paliativos en nuestro país. La mayoría de personas que mueren en España hoy, mueren en manos de expertos en otras especialidades, y no en la especialidad del final de la vida. Pero en cambio, el gobierno quiere regular una ley de eutanasia. Sería lógico pensar, que antes que legislar en este aspecto, todos pudiéramos tener la posibilidad de morir sin dolor cuando tenga que ocurrir, gracias a los cuidados paliativos; y no que las personas quieran morirse, porque el dolor les quite la libertad de elegir.

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE