Volver

Santoral

El santoral del 27 de agosto: Santa Mónica, madre y esposa fuerte en la Fe y la vida

En el santoral de hoy, jueves 27 de agosto, recordamos a Santa Mónica, madre de San Agustín

Recuerda la Escritura que muchos puede la oración intensa del justo. Seguir de cerca a una persona luchando por su conversión es algo muy loable. Hoy celebramos a Santa Mónica que vivió esta realidad de ser esposa y madre orante.Nacida el año 332 cerca de Cartago en África del Norte, siendo muy joven casa con un pagano llamado Patricio.

Su base espiritual le hace soportar la frialdad religiosa de su esposo hasta que su penitencia y sacrificios le consiguen de Dios la conversión de su marido, así como de su suegra. Pero los problemas no faltaron cuando Agustín, el hijo mayor imbuido en los estudios, empezó a desviarse de la Fe y a seguir una vida hedonista, marchando por caminos erróneos.

El santoral de hoy, jueves 27 de agosto

Después de muchas oraciones y ruegos a favor de su hijo, un día tuvo una visión en la que ella estaba en un barco y su hijo en otro. Mónica estaba apurada pero sintió el consuelo de la voz del Señor le decía: “No te preocupes. Pronto estaréis en el mismo barco”. Este consuelo se complementó cuando expuso su problema de madre a San Ambrosio, quien le animó desde las palabras: “Un hijo de tantas lágrimas no puede perderse”. Conversión que se hizo realidad con el Bautizo de Agustín el año 387 en la Fiesta de Pascua.

Tras este cambio radical de vida, Mónica se sintió colmada de cuanto deseaba en vida por lo que se preparó a su partida hacia la Casa del Padre. También Agustín, intuyendo la proximidad de la partida de su madre, se fue a vivir con ella y su hermano en los últimos momentos. Pronto se siente afectada por una fiebre que se fueron acentuando, hasta que muere el mismo año 387.