¿Qué significa el rito de las cenizas con el que se da inicio a la Cuaresma?

En el día en que la Iglesia da inicio a la Cuaresma millones de católicos escucharán la frase "polvo eres y al polvo volverás" pero, ¿cuál es su significado?

Tiempo de lectura: 2’

Cada año, el Miércoles de Ceniza, la Iglesia da inicio a la Cuaresma, con la imposición de la ceniza en la frente dentro de la celebración de la Santa Misa.

Pero, ¿qué significado tiene la ceniza y en particular este ritual? La Iglesia lo conserva desde el siglo XI como signo de la actitud del corazón penitente, que cada bautizado está llamado a asumir en la Cuaresma. Se impone el Miércoles de la Ceniza durante o después de la celebración de la misa, al pronunciar la frase: “Conviértete y cree en el Evangelio”.

De acuerdo a las instrucciones del Misal Romano, las cenizas se obtienen típicamente de las palmas del Domingo de Ramos del año anterior.

ctv-fs8-cenizas

Signo del pecado y de la fragilidad del hombre

La ceniza simboliza a la vez el pecado y la fragilidad del hombre. Cubrirse de cenizas significa, entonces, el realizar en forma tangible un reconocimiento público, por el cual nos declaramos frágiles, incapaces, pecadores, en busca de la misericordia de Dios.

Las cenizas nos recuerdan el origen del hombre, "Dios formó al hombre con polvo de la tierra", y también el fin del mismo con la frase "hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho".

Este ritual de la imposición de las cenizas nos lleva a recordar que nada somos ante Dios. Las palabras de una de las fórmulas de imposición de la ceniza nos recuerdan lo que somos: “Polvo eres y al polvo volverás”.

El objetivo más importante de un Miércoles de Ceniza bien comprendido es la conversión. Precisamente las palabras que serán pronunciadas en el momento de la imposición de las cenizas son las siguientes: “Conviértete y cree en el Evangelio”. El verdadero espíritu de la Cuaresma, la cual se inicia el Miércoles de Ceniza, está en estas palabras: conversión, arrepentimiento y humildad.

ctv-laq-miercolese-de-cenizas

Los cambios en el rito de las cenizas

Para poder respetar las medidas sanitarias de seguridad y evitar el contagio de la covid-19, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos modificó el rito del Miércoles de Ceniza adaptándose a este tiempo de pandemia.

Tal como se puede leer en la nota que difundió la Congregación, "pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: «Convertíos y creed en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».

Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada".

Religión