Boletín

¿Sabías que el Vaticano cuenta con uno de los telescopios más antiguos del mundo y que vas a poder usarlo?

El Vaticano abrirá todos sus telescopios al público durante el próximo verano. Una propuesta con la que pretenden acercar el mundo astronómico a todos los públicos.

ctv-ktc-delicate-arch-960279 1920
Marina Martín Álvarez
@MarinaWarlock

Redactora de 'Religión COPE'

Alfa y Omega

Semanario católico

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 07 nov 2018

A partir del próximo verano el Vaticano permitirá el acceso a todos sus telescopios que se encuentran situados en el centro astronómico de la Santa Sede, la Specola Vaticana. Este es uno de los observatorios más antiguos del mundo y con este nuevo acceso ilimitado pretenden acercar al gran público sus cuatro telescopios que han sobrevivido a las nuevas tecnologías y al paso del tiempo, ya que aún funcionan de manera manual y mediante unas poleas.

La Specola Vaticana se fundó en el año 1578, y según explicó el subdirector «es un símbolo del cambio radical que hizo la Iglesia en su relación con la ciencia y las acusaciones de oscurantismo». Como novedad, se abrirá la cúpula de madera, rotará y se podrán ver las estrellas desde uno de los telescopios con más historia del mundo. 

Se trata de uno de los telescopios fabricados por los hermanos Paul y Prosper Henry en Francia, y con el que pretendían hacer una catalogación astrográfica de "el mapa del cielo". Un proyecto que duró cerca de 50 años y que nunca fue finalizado, aunque desde el Vaticano pudieron localizar y catalogar en la porción de cielo que le fue asignada un total de 256.000 estrellas.

Además, la Specola organiza cada verano cursos para estudiantes y seminarios, como el último de la semana pasada sobre «el cuidado de Meteoritos y muestras Extraterrestres» que congregó a un grupo internacional de 30 expertos, representantes de 27 instituciones científicas de todo el mundo.

Desde 1993 El Vaticano colabora con el observatorio Steward de la Universidad de Arizona, uno de los mejores centros astronómicos del planeta.

Lo más