¿Sabes por qué los Papas acuden el día de la Inmaculada a la Plaza de España de Roma?

La respuesta a esta pregunta está en un a tradición que comenzó Pío XII en 1953. 

¿Sabes por qué los Papas acuden el día de la Inmaculada a la Plaza de España de Roma?

 

  • item no encontrado

Corresponsal de COPE en El Vaticano

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:49

Desde hace 65 años cada 8 de diciembre todos los papas tienen una cita con la estatua de la Inmaculada Concepción que preside la Plaza de España de Roma.

La estatua de la Inmaculada se encuentra situada en lo alto de una columna de mármol de corinto de 12 metros de altura que se encontró en 1777 en el Monasterio de Santa María de la Inmaculada Concepción, en el Campo de Marte. La inmensa imagen de la Virgen en bronce que corona la columna fue realizada por el escultor Giuseppe Obici.

Se trata de una tradición que comenzó Pío XII en 1953 para inaugurar un Año Mariano. Tres años antes se había proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción.

Antes de que llegue el Papa, los bomberos subirán hasta lo alto de la columna donde se encuentra la Virgen para depositar en sus brazos una guirnalda de flores. La ceremonia se realiza en recuerdo de los 220 bomberos que el 8 de diciembre de 1857 inauguraron el monumento.

A lo largo de la jornada numerosas organizaciones y ciudadanos particulares realizan sus ofrendas florales a la Virgen. Los franciscanos de la Basílica de los XII Apóstoles son los encargados de coordinar la ofrenda.

Uno de los momentos más emocionantes del encuentro será sin duda el saludo que el Papa Francisco hace cada año a los enfermos que en sillas de ruedas y protegidos con mantas rodean la plaza de España, que también suele estar abarrotada de romanos y de turistas. Junto a los enfermos estarán presentes 120 voluntarios de Unitalsi, la Unión nacional italiana de traslado de enfermos a Lourdes y a otros santuarios internacionales.

Se trata de una ceremonia breve, en la que el Papa Francisco deposita flores a los pies de la Virgen, concretamente una cesta de rosas blancas, y le reza una oración.

En la plaza les esperan las autoridades, en esta ocasión la alcaldesa Virginia Raggi, y la nueva Embajadora de España ante la Santa Sede, Carmen de la Peña, que se estrena en esta ceremonia, en la que España tiene un especial protagonismo, puesto que ejerce de anfitriona, ya que la ofrenda se realiza a las puertas de la Embajada.

La Plaza de España de Roma recibe su nombre precisamente del edificio que desde 1647 alberga la Embajada de España ante la Santa Sede. Se trata de la Embajada más antigua del mundo en ejercicio.

Lo más